Blog / La cometa de Miel

No me sonrojo si te digo que te quiero

Por Pablo Sabalza 15 junio, 2020 - 9:32

A finales de esta semana comenzará el verano y se elevará el amarillo hasta casi rozar la noche.

Un mujer baila durante una puesta de sol de verano.
Un mujer baila durante una puesta de sol de verano.

Esa jornada de inauguración estival llegará de la mano del Día Internacional de la Música que es el 21 de junio para así, como un cincel y un martillo, esculpirse un nuevo estío junto a una bella canción.

Amigos para siempre, Escuela de calor, No rompas más mi pobre corazón, Chica Ye-Ye, Mambo Number 5, Que la detengan, Dale a tu cuerpo alegría Macarena, Baila que ritmo te sobra, La Bomba, Un rayo de sol, Mayonesa…

Canciones que acariciarán tu pelo mojado y tu vestido blanco y tus sueños desnudos.

El aire azul de las noches, limpio y perfumado, será agradecido.

Quizá llegará un amor. El que nunca se olvida. El que crece y madura y muere contigo.

El amor joven.

El de la primera lágrima.

Acudirás a cenar a lugares que no frecuentas durante el año. La terraza tendrá vistas al mar y soplará, porque en mi noche soplará, una brisa con capa de luna.

Vino blanco, pescado, pulpo, lo que quieras. Yo te invito a condición de que luego me saques a bailar la canción del verano.

Pasearás sobre una noche que también andará despacio y será a tus ojos un ramo nocturno de estrellas florecientes.

Una verbena lejana atraerá tus pasos.

La música despertará tus veranos dormidos…

…Georgie Dann, Ven devórame otra vez, Mueve tu cu-cu, Sarandonga, Quisiera ser el eco de tu voz, Aquí no hay playa, All my loving, Y nos dieron las diez y las once…

Sonarán muchas canciones. Esperaré como la vela al viento a que me saques a bailar. Las canciones se sucederán y tu invitación no llegará.

De repente, se hará el silencio. Sonarán dos acordes y los reunidos comenzarán a aplaudir y se acentuará la algarabía. Todos reconocerán la canción. Los que no bailan se acercarán a la pista de baile. Los que están en la pista se entusiasmarán aún más.

Ha llegado la canción.

Tus dos soles de la cara sin palabras hablan.

Y te susurraré, en esa noche de verano…

Por un beso tuyo yo daría lo que fuera, por un beso, aunque sólo uno fuera.


Gracias, Pau Dones. Descansa en Paz.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
No me sonrojo si te digo que te quiero