Blog / La cometa de Miel

Relojes fuera

Por Pablo Sabalza 25 junio, 2019 - 8:27

Qué rápido pasan las horas y los días en vacaciones, ¿verdad?

Imagen reciente del reloj sanferminero de la Casa del Libro a solo 16 días de San Fermín. FOTO: LIBRERÍA DE LA ESTAFETA
Imagen reciente del reloj sanferminero de la Casa del Libro a solo 16 días de San Fermín. FOTO: LIBRERÍA DE LA ESTAFETA

…y las comidas y/o cenas con amigos.

Son esos momentos, esos suspiros, en los que pensamos o decimos: ¡Relojes fuera!

El otro día descubrí una noticia en la que se hablaba de algo parecido.

Lean, lean.

Al norte de Noruega hay una isla llamada Sommar (Sommarøy en noruego; de "Sommar", que significa "verano", y "øy", "isla") en la que sus habitantes pasan las jornadas en total oscuridad o, en su defecto, en plena luz.

Todo depende, evidentemente, de la época del año.

No son más de 300 habitantes y viven en tal armonía y placidez que han decidido desentenderse de los relojes porque los consideran innecesarios.

Lo que leen. Los relojes y, por ende, el tiempo no les sirve de nada.

Quieren colgar sus relojes en el puente que separa la isla del resto del municipio al que pertenece.

Están tan concienciados a este respecto que puedes ver a niños jugando al fútbol (mi amigos, Cristina y Eloy, saben de qué hablo), a gente pintando sus casas o cortando el césped y a adolescentes nadando a altas horas de la madrugada,

El impulsor de la idea, Kjell Ove Hveding, apunta: "Nuestro objetivo es proporcionar la máxima flexibilidad, 24 horas al día y siete días a la semana. Si quieres cortar el césped a las cuatro de la madrugada, hazlo".

Aún les falta dar el salto legislativo y por ello pretenden presentar la iniciativa en el Storting, parlamento nacional.  Se han reunido varios vecinos con un diputado al que le entregaron sus firmas.

Los habitantes señalan que ‘para muchos de nosotros, tener este acuerdo por escrito no supone más que formalizar una cosa que hemos practicado generación tras generación.’

El próximo 6 de julio se inician los sanfermines y el reloj ubicado en La casa del libro de la calle Estafeta se pondrá a cero.

Ese día, justo ese día, estaré en mi querida y añorada Pamplona como si fuese un habitante de la isla Noruega de Sommar rogando para que en esa explosión de felicidad se pare el tiempo y me permita retener y detener ese instante hasta la eternidad.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Relojes fuera