• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 02:06

 

 
 

Blog / La cometa de Miel

Premio Francisco Ynduráin de las letras

Por Pablo Sabalza 16 noviembre, 2015 - 9:00

Apenas había cumplido los quince años cuando acudí a mi primer taller de Escritura en la Casa de la Juventud, sita en la ciudad de Pamplona, e impartido por Salvador Gutiérrez, co-fundador y Presidente de la Asociación Cultural Bilaketa.

Portada de La Cometa de Miel
Portada de La Cometa de Miel

Tenían que haberme visto. Un aula con unas veinte o treinta personas mayores de cincuenta años que recitaban elaborados poemas y comentaban y debatían sus escritos. Y ahí estaba yo. Mi flequillo largo, mis ojos caídos y mi corazón de Becquer leyendo mis primeros poemitas gestados de ilusión y sueños literarios. Uno de ellos era así:

‘Sus ojos los recuerdo como noches de verano.

(Bien sabe cuánto la he soñado)

Y su voz, -melodioso estío-,

era aire azul, brisa rosa y suspiro blanco.

Sus ojos no eran ojos, no.

Eran noches de verano.

Salvador me miraba, como sólo él sabe mirar, y asentía. Los allí presentes me animaban y alentaban para que siguiese escribiendo.

Casi veinte años después, residiendo ya en Las Palmas de Gran Canaria, recibí una llamada suya.  Él no se acordaba de mí.  Yo de él recordaba hasta las comas.

En el año 2009 recibía de sus manos el Premio Francisco Ynduráin al autor joven con mejor proyección en Navarra.

Para el que no lo sepa, Francisco Ynduráin, natural de Aoiz, fue un célebre filólogo, crítico literario e historiador de literatura, así como miembro de la Real Academia Española, de la de Historia y del Instituto Cervantes. Hijo predilecto de Aoiz y a propuesta del grupo Bilaketa, Premio Principe de Viana (1994) otorgado por el Consejo Navarro de Cultura.

En su honor se instituyó en 1987 el Premio Francisco Ynduráin de las letras que reconoce, reconocía, anualmente, la labor literaria de los jóvenes creadores navarros.  El primer galardonado fue Fernando Luis Chivite. Le siguieron Maite Pérez Larumbe, Gabriel Insausti, Susana Barragués… Así, hasta el año 2012, que se concedió el último Premio.

Al no recibir desde hace unos años por parte de las instituciones aportación presupuestaria (parece que el ‘proyecto Bilaketa’ está ahora sobre la mesa) han desaparecido también los Premios internacionales de Poesía, Narrativa y Pintura.

Hablaba el otro día por teléfono con Salvador. Se emocionaba.

Lejos queda el año 76 cuando un grupo de jóvenes heridos por la cultura fundan la Asociación Cultural Bilaketa. Un otoño más tarde se ponen en marcha los Premios Internacionales anteriormente mencionados.

Obras de teatro; Recitales; Música clásica; Teatro; Danza; Folclore; Universidad para mayores o diversas Áreas tanto para jóvenes como para mayores son una pequeña muestra del abanico tan amplio de programación cultural que ha atesorado con los años dicha Agrupación.

Yo fui premio Francisco Ynduráin de las letras y en mis cuatro libros figura en su portada dicho Premio. Y así seguirá, pues lo luzco como bandera de mi tierra y su cultura.

Amigo Salvador, maestro. El día que me entregaste el galardón vi cumplido el sueño que tanta tinta, lágrimas y soledad me había costado. Gracias a Bilaketa.

Sé que hay muchos jóvenes con ese sueño. Espero que pronto, con la ayuda de todos, nuestros jóvenes creadores navarros puedan verlo cumplido.

Quizás hoy haya un joven de quince años lleno de sueños e ilusión escribiendo un poemita que sea algo así como…

‘…Sus ojos los recuerdo como noches de verano…’

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Premio Francisco Ynduráin de las letras