Blog / La cometa de Miel

Los ojos de África: luz al final del túnel

Por Pablo Sabalza 18 Junio, 2018 - 8:44

Los ojos son el punto donde se mezclan alma y cuerpo.

Los ojos de África, luz al final del túnel.
Los ojos de África, luz al final del túnel.

El pasado miércoles por la tarde tuvo lugar una conferencia en la sala de Ámbito Cultural titulada ‘Cataratas. ¡Por fin lo veo claro!

El oftalmólogo invitado explicó a los asistentes las diferentes causas y los distintos tratamientos que existen a día de hoy para poder detectar esta enfermedad ocular conllevando, obviamente, a una mejora considerable en la calidad de vida de los pacientes.

En los países desarrollados como el nuestro este mal es subsanado en una tarde.

¡Qué digo! En veinte minutos.

Sin embargo, en muchos lugares del continente africano, la primera causa de ceguera en el mundo debe ser tratada a través de distintas asociaciones y fundaciones. Una de las más reconocidas es la Fundación Barraquer que mencionó el oftalmólogo invitado y que aprovecho para nombrársela para que sepan de ella.

¿Saben que unos 40 millones de personas están ciegas por este motivo?

¿Y saben también que decenas de médicos se desplazan a África cada verano para dar luz a las sombras visuales de miles de personas?

‘No se pueden imaginar la sensación de inmensa alegría que uno tiene al experimentar cómo una persona retoma la visión’.

Un maestro de mi edad jubilado a la fuerza, una niña de 9 años que cada vez saca peores notas, una madre con hijos sin atender y ancianos abandonados a su suerte sin posibilidad de valerse por sí mismos. Los problemas oculares afectan a todos por igual en el África rural y sin recursos.

Durante una semana, y gracias a la Fundación Barraquer y a la Fundación África Digna, las víctimas de las dolencias oculares comparten malos tragos, pero con la posibilidad de ver la luz al final del túnel.

La Fundación Barraquer inició su andadura en 2003 y en 2005 comenzó sus viajes a África con finalidad quirúrgica. Desde entonces ha realizado 100 viajes y operado a miles y miles de pacientes de cataratas.

Este centro de oftalmología ha operado en Marruecos, Senegal, Gabón, Guinea, Cabo Verde, Ghana, Níger, Kenia, Mozambique, Angola, Congo, Camerún y Ruanda, y también ofrece formación a médicos africanos en sus clínicas.

Se operan a unas 35 personas al día. Han eliminado cataratas congénitas en ambos ojos a niños de 6 años.

‘Aquí, si un niño nace con cataratas se le opera con pocos días de vida y recupera toda la visión. A los 6 años, no la restablecen igual, pero pueden ver’.

En el mundo desarrollado las cataratas nunca llegan a la ceguera. En los países en desarrollo, sin embargo, abundan las cataratas muy avanzadas, muy duras, muy opacas.

El médico que impartió la conferencia se desplazará de forma altruista este verano a Senegal a tratar a decenas de personas.

Lo único peor a no tener vista es no tener visión.

Me quedo algo más tranquilo al saber que existen centenares de personas como la que acabo de mencionarles que se entregan al más necesitado.

Imagina que te operan a ti y te quitan la gasa de tus ojos y ves de nuevo a tus hijos, el verde plateado de las hojas de los árboles, la luna en forma de rodaja de limón, las estrellas como si fuesen hogueras que hacen los hombres del espacio para que los veamos, una puesta de sol o una mano que se brinda a acompañarte…

…como decía Gustavo Adolfo Becquer:  El alma que hablar puede con los ojos, también puede besar con la mirada.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los ojos de África: luz al final del túnel