• sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 00:36

 

 
 

Blog / La cometa de Miel

Navarra en ruinas

Por Pablo Sabalza 08 noviembre, 2021 - 9:26

Las ruinas proporcionan el incentivo para la restauración y el regreso a los orígenes.

Navarra se diferencia de otras comunidades autónomas en distintos aspectos, pero, sobre todo, por la riqueza monumental que atesora

Estarán de acuerdo conmigo en que nuestra Comunidad Foral abriga tal cantidad de joyas arquitectónicas que podríamos dedicar cada fin de semana durante un año a visitarlas y no conseguiríamos disfrutar de ellas en su totalidad.

La villa romana de Arellano o de Liédena; La Colegiata de Santa María de Roncesvalles; San Martín de Artaiz; Monasterio de Iranzu o de la Oliva; Iglesia-Fortaleza de Santa María de Ujué; Fuente de los moros próxima a Villamayor de Monjardín; el Santuario de San Miguel de Aralar; el Recinto amurallado de Rada…

Olite, Puente la Reina, Sangüesa, Viana, Pamplona, Obanos, Gallipienzo… 

¡Qué les voy a contar a ustedes que no sepan!

Hoy me sigue sorprendiendo cómo hace mil años erigían semejantes iglesias, catedrales y edificios de distinta índole que se mantienen en la mayoría de los casos, imperturbables, al pasar de los años.

Una arquitectura heredada de anteriores generaciones que incluso pudiere haber sido construida por alguna rama de nuestro propio árbol genealógico.

El Cerco de Artajona; Nuestra Señora de Eunate; la capilla del Sancti Spiritus de Roncesvalles; la impresionante portada románica de la iglesia de Santa María de Sangüesa…

Sin embargo, hay otros muchos monumentos, en concreto veintiocho en nuestra Comunidad Foral, que se encuentran en estado de abandono.

Este dato al que hago referencia viene señalado a través de la ‘lista roja’ proveniente de la asociación, reconocida y en sintonía con la Unión Europea, Hispana Nostra

Constituida en el año 1976, anima a la participación de los ciudadanos en las tareas de preservación del patrimonio histórico y artístico.

La denominada ‘lista roja’ nació años más tarde, concretamente en 2007. Ésta se elabora a partir de las denuncias que los ciudadanos hacen llegar a la asociación y que analiza su propio comité científico, un grupo de especialistas en la materia.

En ella se recoge ‘aquellos elementos del patrimonio cultural español que se encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, con el objeto de darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración’.

Dentro de este listado encontramos un total de mil monumentos en toda España. 

Los elementos que figuran en la citada lista correspondientes a Navarra son los siguientes:

Palacio de Ustés o Señorío de Burdaspal; 

Restos de la presa de Santa Engracia; 

Ermita San Andrés de Longar; 

Ermita de Nuestra Señora de los Remedios en Sesma; 

Ermita de San Miguel de Abaurrea Alta; 

Humilladero de Tudela; 

Palacio e iglesia de Guenduláin; 

Iglesia de Santa María y Palacio de Cabo de Armería de Viguria; 

Iglesia y recinto conventual de Aberin; 

Encomienda Hospitalaria de Echávarri. Caserío de Echávarri; 

Palacio de Cabo de Armería de Olloqui; 

Iglesia de San Pedro de Lepuzáin; 

Iglesia de San Andrés de Bézquiz; 

Monasterio de Yarte; 

Iglesia de San Bartolomé de Larrángoz; 

Iglesia de San Esteban de Villanueva-Hiriberri; 

Palacio de los Condes de Lerín e iglesia de la Purificación; 

Parroquia antigua de Santa Fe de Caparroso; 

Batán del Monasterio de Fitero; 

Ermita de Santa Colomba de Meoz; 

Ermita de San Sebastián de Cintruénigo; 

No he encontrado es este listado la iglesia de San Salvador de Sangüesa levantada a finales del s.XIII y de la que me consta fueron arregladas las cubiertas hace años, aunque no así el coro que me apuntan está en una situación lamentable. Razón por la que no se puede acceder desde hace años al interior del templo.

Y es una lástima, ya que la iglesia aloja un retablo de Juan de Berroeta digno de admirar y con sorpresa incluida, pues tras él se esconden unas pinturas rurales góticas halladas por el profesor D. Carlos Martínez Alava, Doctor en Historia del arte, que son, según me dicen, un verdadero descubrimiento. (De la fachada hablamos en otro momento)

La verdad es que desconozco a quién o a quiénes afecta la situación de todos estos monumentos, pero aún confío en que, en un futuro más cercano que lejano, la famosa ‘lista roja’ se convierta en una ‘lista verde’, en la que también se incluyen, todo sea dicho de paso, los bienes que han sido retirados de la primera al desaparecer el riesgo que presentaban tras haber sido intervenidos. 

…y que así sea, para disfrute de futuras generaciones, por los siglos de los siglos.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra en ruinas