Blog / La cometa de Miel

El trabajo me mata

Por Pablo Sabalza 30 septiembre, 2019 - 9:10

Quien no trabaja no descansa.

El estrés en el trabajo puede hacer que tu salud se deteriore facilmente.
El estrés en el trabajo puede hacer que tu salud se deteriore facilmente.

Una verdad existe por encima de todas. Nos vamos a morir. La hora, el día y el cómo nadie lo sabe. Puedes fallecer con noventa y siete años o esta noche mientras duermas.

Somos finitos.

Hay muchas formas de acelerar la muerte. Fumar es una de ellas. Un deporte de riesgo puede ser otra. Seguro que se te ocurren más, ¿verdad?

Te diré que trabajando también te puedes morir. El trabajo te puede matar.

No te preocupes. No pretendo convertir mis letras en un texto fúnebre. Ya hay suficientes escritores por las redes sociales que se dedican a estos menesteres.

¿Te estresas en el trabajo? ¿Llegas a las tareas que te encomiendan de manera holgada o, por el contrario, andas siempre con el agua al cuello? ¿Vives en tu lugar de trabajo?

Según un análisis de investigación llevado a cabo por un profesor de la Universidad de Stanford, un 60% de trabajadores considera que el estrés los ha llevado a enfermar. El 7% piensa que el trabajo ha sido una de las principales causas por las que han tenido que ser hospitalizados.

El estrés laboral y la imposibilidad de conciliar vida personal y laboral son causas de problemas graves de salud.

Según los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD) les diré que si vives en México tienes la jornada laboral más larga del mundo tras Costa Rica y Grecia. Los alemanes, por el contrario, disfrutan de la jornada más corta (1.370 horas anuales), seguido de Noruega y Holanda.

España se encuentra en la mitad de la tabla.

Las enfermedades coronarias o la posibilidad de sufrir un infarto son los riesgos principales que pueden ocasionarse por motivos laborales.

El famoso dicho del sabio chino, Confucio:

‘Elige el trabajo que te guste y no tendrás que trabajar el resto de tu vida’ está muy bien, pero sin pasarse.

Vivir para trabajar o trabajar para vivir.

Caída de pelo, dermatitis nerviosa, ansiedad, bruxismo…

No es broma.

Ya lo dijo Cicerón:

La persecución, incluso de las mejores cosas, debe ser calmada y tranquila.

Te doy un consejo: ‘Tómatelo con calma’.

No me gustaría leer en tu lápida: ‘Murió por estrés laboral’. Suena muy triste.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El trabajo me mata