Blog / La cometa de Miel

Si el corazón hablase de mi Navarra

Por Pablo Sabalza 03 junio, 2019 - 9:16

No regresaba a mis raíces desde el pasado mes de agosto.

La sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés se llenó para asistir a la presentación del libro de Pablo Sabalza. IÑIGO ALZUGARAY
La sala de Ámbito Cultural de El Corte Inglés se llenó para asistir a la presentación del libro de Pablo Sabalza. IÑIGO ALZUGARAY

…y no existe mejor viaje que el regreso a casa.

A la lumbre que te dio calor y al abrazo que desde la lejanía se añora.

Aquellos que hayan vivido y vivan fuera de Navarra saben, perfectamente, la nostalgia que ciertos días del año tenemos por el olor de nuestra tierra (y también de sus comidas), por las infinitas tonalidades de verdes que nuestros paisajes presentan y por los reencuentros familiares que no disfrutamos a diario.

Durante mis breves vacaciones percibí que soy profeta en mi tierra.

Que si existe un dicho que dice lo contrario, conmigo, por ende con los navarros, esa muletilla no es cierta.

Porque mi tierra abraza al hijo que regresa.

Así lo he percibido no solo con el cariño familiar sino también con las numerosas amistades que ajustaban sus vidas y sus hogares para darme un abrazo y vernos y sentirnos.

Los centros docentes, como el de mi querida Sangüesa, entre otros, preparaban su salón de actos para encontrarme con los jóvenes lectores que año tras año se refrescan en mis letras.

Presenté mi último libro, Si el corazón hablase, y rostros del ayer se fueron acercando a mis ojos trayéndome con ellos perfumes de adolescencia y aromas de un querer profundo. Ese amor que cuando piensas en él te da por emocionarte.

Regresé a mi isla y dejé a mi sobrino con la comunión hecha, mi libro presentado y a Osasuna en primera división.

No se puede pedir más. No sería justo.

Mi corazón os habla y solamente puede daros las GRACIAS.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Si el corazón hablase de mi Navarra