Blog / Marea de libros

Y eso fue lo que pasó

Por Leire Escalada 02 junio, 2016 - 12:41

Natalia Ginzburg publicó en 1947 su segunda novela, una historia dolorosa, intensa y bella que da voz a una mujer atrapada por su tiempo. 

"Le pegué un tiro entre los ojos". La segunda novela de Natalia Ginzburg (Palermo, 1916 - Roma, 1991), titulada Y eso fue lo que pasó, comienza con un disparo. La protagonista y narradora mata a su marido y, a partir de ahí, cuenta los hechos, cómo conoció al esposo, su vida de soltera, el matrimonio, el nacimiento de su hija... Un relato doloroso, crudo, intenso y profundamente bello en su desnudez.

La obra, publicada en 1947 y que ahora edita Acantilado por primera vez en España, da voz a una mujer atrapada por su tiempo. Una joven de provincias, maestra en una escuela, maniatada por el único camino que la sociedad espera de ella: que encuentre un hombre, se case y tenga hijos. Su historia es un grito sordo, sin artificio, que muestra con imponente sencillez la complejidad de los sentimientos.

Italo Calvino (Santiago de las Vegas, 1923 - Siena, 1985) lo apunta así en prólogo: "Durante generaciones y generaciones lo único que han hecho las mujeres de la tierra ha sido esperar y sufrir. Esperaban que alguien las amara, se casara con ella, las convirtiera en madres, las traicionara. Y lo mismo sucedía con las protagonistas de Ginzburg".

La de esta historia es una mujer desesperada y sola que ha soportado durante décadas la infidelidad de su marido, quien reconoce no haberla amado nunca.

La narradora permite mirar en ese "pozo oscuro" que hay en su interior, una herida abierta: el amor no correspondido, la tristeza, la soledad, la confusión. También la imposibilidad siquiera de la frustración, pues apenas quedan migajas de aquellos pequeños sueños que imaginaba cuando era una mujer soltera que vivía en una sombría pensión.

No pueden olvidarse las otras dos mujeres que aparecen en esta novela: la madre de la protagonista, apenas una sombra; y Francesca, su prima, una joven veleidosa que trata de escapar de lo establecido con amores fugaces.

Es un libro que atrapa y no puede dejarse hasta que se termina. Una historia que conmueve e impacta porque toca las entrañas y no solo el corazón. La edición incluye además una nota de la autora en la que explica las circunstancias personales en la que la escribió: "Escribí esta historia para sentirme un poco menos infeliz. Me equivoqué. No debemos buscar nunca un consuelo en la escritura".

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Y eso fue lo que pasó