Blog / Marea de libros

El reverso del amor

Por Leire Escalada 14 abril, 2016 - 0:00

En "Departamento de especulaciones", la novelista estadounidense Jenny Offill retrata con viveza y originalidad las tempestades del matrimonio.

"Departamento de especulaciones", de Jenny Offill (Massachusett, 1968) y publicado por Libros del Asteroide, es uno de esos raros hallazgos literarios que seducen por su originalidad. Una brillante novela sobre el matrimonio y los requiebros del amor y un formidable 'experimento' formal.

Offill apuesta por una narración fragmentaria que desgrana pequeñas historias, piezas de un puzzle, el de la vida de una mujer casada de clase media, madre de una niña y profesora de escritura (como la autora), que vive en Nueva York.

El matrimonio es una habitación con goteras y la protagonista, también voz narradora, vuelve la vista atrás. Los primeros encuentros, un viaje a Capri, el piso de alquiler para formar un hogar, las cartas con el remite "Departamento de especulaciones"...  Y mira los últimos tiempos, las dudas y los miedos que sacuden su día a día. Los claroscuros de la maternidad. Una plaga de chinches. El viejo sueño de convertirse en "una gigante del arte". El libro de un cuasiastronauta que debe escribir. Las discusiones con su marido. Una huida a un motel en mitad de la noche. La puerta trasera de la infidelidad.

CITAS REVELADORAS

"Cuesta creer que el amor haya llegado a parecerme un asunto tan frágil. Una vez, cuando él era joven, vi el cuero cabelludo que asomaba a través del pelo y aquello me dio miedo. Pero no era más que un remolino. Ahora se le ve de verdad, y solo siento ternura".

Es una novela que comienzas a subrayar y al final subrayarías entera. Muchas de las historias y anécdotas funcionan con autonomía, aunque forman parte de un mismo cuerpo. Lo mismo sucede con las citas que intercala, algunas de la boca de Keats, Hesiodo, Coleridge, Kafka, Ovidio... Lo mundano se mezcla con lo espiritual y logra un retrato fresco, íntimo, irónico, que duele y a veces sonríe.

La estructura fragmentaria posibilita una lectura intensa, pues recrea el orden improvisado de los acontecimientos, el cómo se recuerdan y el fluir de las emociones. El desasosiego, la culpa. la ilusión, el temor... Los silencios, lo que no se dice, imprime más fuerza al relato.

No es de extrañar que haya sido uno de los libros del año para The New York Times, The New Yorker o The Boston Goble. Calidad, hondura y ritmo. Para no perdérsela.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El reverso del amor