Blog / Marea de libros

Perras que ladran fuerte desde los márgenes

Por Leire Escalada 06 febrero, 2020 - 9:30

Luna Miguel homenajea en 'El coloquio de las perras' a las escritoras hispanohablantes que “que fueron ninguneadas, maltratadas u olvidadas por el hecho de ser mujeres”.

El coloquio de las perras es la historia de una búsqueda. La investigación que la periodista, poeta y editora Luna Miguel (Alcalá de Henares, 1990) ha realizado para rescatar a autoras hispanohablantes de los márgenes de la literatura. Pero, sobre todo, este ensayo, compendio de perfiles o diálogo de muchas voces supone un hallazgo, el de encontrarse con autoras olvidadas como Alicia Strout Scaffo, Eunice Odio, Victoria Santa Cruz, Agustina González o Rosario Ferré.

Precisamente de esta última escritora, natural de Puerto Rico y fallecida en 2016, la autora toma el título de uno de sus cuentos – a su vez inspirado en Cervantes - para bautizar su obra, “un homenaje a todas las autoras hispanohablantes que fueron ninguneadas maltratadas u olvidadas por el hecho de ser mujeres”. En él reúne doce perfiles de escritoras, algunas muy desconocidas, y otras populares como Alejandra Pizarnik, Elena Garro y Gabriela Mistral.

Sorprende la selección, por incluir, por ejemplo, a la única Premio Nobel latinoamericana hasta la fecha (Mistral) y a una de las escritoras argentinas más famosas (Pizarnik), que no podría decirse que estuvieran o estén al margen. Y que aparezcan junto a autoras como la poeta peruana  María Emilia Cornejo, que dejó una breve obra, tras su suicidio a los 23 años, o la mexicana Pita Amor. Pero Miguel, que concede que la elección es “caprichosa”, no solo busca dar cuenta de casos olvidados sino también de las dificultades que las escritoras encontraron en su camino. O de denunciar la imagen distorsionada que ha llegado de ellas.

Uno de los casos más llamativos es el de la mexicana Elena Garro, considerada por algunos madre del realismo mágico, pero cuyo nombre ha aparecido habitualmente a la sombra de quien fuera su esposo, el Premio Nobel Octavio Paz.  Y también acompañado de toda suerte de insultos, como “exagerada”, “autodestructiva” e “ignorante”. Lo mismo que Ferré, acusada de “traidora”, o la granadina Agustina González, amiga de García Lorca y asesinada durante la Guerra Civil, a quien tachaban de “puta”. O de la imagen frívola de Pita Amor, tía de Elena Poniatowska, de quien pusieron duda que fuese la autora de sus poemas.

CARTAS A LAS PERRAS

Miguel denuncia estos casos y tiende un puente no solo a sus vidas y obras, sino a las de otras autoras latinoamericanas. Como ella misma explica, hablar de estas escritoras le permite acercarse a otras, también contemporáneas.

Después de cada uno de los perfiles, incluye una carta dirigida a cada autora, en la que explica detalles concretos de cómo la conoció o lo complejo que le resultó encontrar algunos textos, como el que da título al ensayo, o los poemas de la peruana Victoria Santa Cruz, que escucha recitados.

En estas cartas, el tono profundamente beligerante del ensayo, se entremezcla con una voz amiga que habla de tú a tú a la protagonista de ese capítulo. Miguel apunta que escribió este libro con “rabia y entusiasmo” y esa rabia se enciende especialmente en los ataques que lanza contra los que define como “escritor macho”.

El ánimo con el que está escrito y su rapidez – dos meses - marca un estilo directo, en primera persona. Pero a veces, esas historias y voces que entrelaza, como las entrevistas que incluye con lectores o personas cercanas al entorno de las escritoras, podría haber estado mejor hiladas con el resto del capítulo. En cualquier caso, la lectura resulta ágil y, sobre todo, pide hacerlo con papel y lápiz para apuntar próximas lecturas.

*El coloquio de las perras. Luna Miguel. Capitán Swing. 176 páginas. 16 euros.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Perras que ladran fuerte desde los márgenes