Blog / Cartas al director

Los valientes e inocentes opositores de Navarra

Por La voz de los lectores 10 diciembre, 2019 - 8:55

"No hay más que ver los resultados de la última oposición de Educador Infantil, más de 1.000 presentados al examen, 24 aprobados".

Oposiciones en la UPNA. IÑIGO ALZUGARAY
Oposiciones en la UPNA. IÑIGO ALZUGARAY

El pasado 25 de noviembre se publicó la lista definitiva de las personas que han aprobado la oposición de TAP rama económica.

En total se han cubierto 11 plazas de las 24 convocadas. ¡Guau! ¡Exitazo!

Nunca hasta ahora se habían cubierto tantas plazas, pensará la presidenta del Tribunal y compañía.

Resulta curioso que todos los que se presentaron al último examen aprobaron, y no, no lo digo por los valientes opositores, Dios me libre de dudar de su esfuerzo, dedicación, preparación, nervios, pérdida de horas de sueño

Lo digo, por los otros, por el Tribunal, por esos funcionarios de nivel A, que tras la criba en las tres primeras pruebas, ahora resulta que el 100% de los presentados son aptos para ser como ellos.

Casualidad o no, es la realidad y me alegro enormemente por los valientes opositores y sus familias, así que mi más sincera enhorabuena a esas personas y a sus familias, por haber superado todas y cada una de las pruebas preparadas por el eminente Tribunal.

Se quedan 13 plazas para cubrir con temporales, para una nueva futura oposición, vete a saber cuándo…Habrá que esperar unos cuántos años, pensarán los que dirigen Función Pública, que como al fin y al cabo, ahora ya se les paga el grado, pues todos contentos y calladitos.

Pero claro, la realidad puede ser otra, porque el incremento de Departamentos, Direcciones Generales, Direcciones de Servicio etc, para seguir prestando el mismo servicio a los ciudadanos puede suponer que no haya dinero para contratar a personal, que al fin y al cabo, son los que sacan el trabajo. Pero esto no se puede decir y seguro que no será así, es lo que dirán. Seguro que los sindicatos estarán al loro, ¡esperemos!

Por otro lado, con fecha 22 de octubre se publicó en el BON, el anuncio de los 12 recursos de alzada interpuestos por 12 valientes que suspendieron el tercer examen. Valientes e inocentes, todo hay que decirlo.

Valientes por querer seguir peleando…

Inocentes porque deben saber que Función Pública les va a denegar sus alegaciones…

Valientes si siguen peleando con un futuro recurso contencioso-administrativo…

Inocentes si confían que podrán cambiar algo el funcionamiento de la Administración y sus Tribunales.

O quizás Función Pública analiza lo ocurrido y les da la razón. ¡Qué no, que nó! Que eso no pasa, que ni se analiza ni se da la razón. Igual hasta “se dignan” en ni siquiera contestar. Ay, la famosa aversión al riesgo de los burócratas.

Aunque habrá que esperar. Quizás con el cambio de gobierno hay otras directrices y se tienen en cuenta circunstancias que, en los siglos de los siglos de la Administración, no se han tenido en cuenta. Al respecto, recordar que en el tercer examen, 25 de 26 valientes suspendieron el tema del sistema de bancos europeos centrales, un tema abierto, no era una ley, con lo cual la preparación del tema podía obtenerse por diferentes vías y todas pueden ser válidas, ya que la Administración no proporciona un temario, con lo cual…

Pero 25 de 26 se equivocaron. No acertaron en las fuentes, no fueron capaces de preparar un tema, no eran aptos para el eminente Tribunal, para las directrices que marcó la Dirección General de Función Pública de la anterior legislatura.

El Tribunal no se replanteó nada o sí. No se sabe, pero suspender a 25 de 26 debió merecer una reflexión. Ahora la pelota está en el tejado de la Dirección General de Función Pública, de la Administración en general, de este nuevo Gobierno.

Queda el consuelo de que esta situación no es nueva, pasa habitualmente, casi siempre… ¡Vaya consuelo!

No hay más que ver los resultados de la última oposición de Educador Infantil, más de 1.000 presentados al examen, 24 aprobados. No creo que haga falta mucha más reflexión.

A esos 12 valientes inocentes opositores y a sus familias, que han interpuesto su recurso de alzada, les queda un largo camino para que un juez decida si el funcionamiento del Tribunal, siguiendo las instrucciones de Función Pública, fue el correcto o no.

Rara es la oposición en la que se cubren las plazas que se convocan, muy raro, pero parece que eso hace gracia a los funcionarios. No vaya a ser que entre gente que no es tan buena como ellos, o les da miedo, no vaya a ser que entre gente mejores que ellos y les quiten el sillón que tienen. ¡Oh, palabras mayores!

Seguramente como familiar de un opositor y amiga de muchos, estaré influenciada para pensar, que no me parece ni medio normal, al contrario, me parece una falta de respeto absoluta a su trabajo, a su dedicación, a su esfuerzo y me resisto a creer que miles de valientes están equivocados.

Y yo pienso, ¿esto debe ser lo normal? ¿Es normal que oposición tras oposición haya vacantes para que sean cubiertas por valientes a los que un Tribunal les ha dicho que no son aptos?

¿Es normal que la educación de nuestros hijos sea impartida por valientes temporales que oposición tras oposición, año tras año, reciban la noticia de que no son aptos para el Tribunal de turno?

¿Alguien analiza si el Tribunal designado está capacitado para evaluar a los valientes opositores que para preparar la oposición, invierten horas de lectura, dinero en preparadores, renuncian a la familia, además de seguir cumpliendo con su jornada laboral en el puesto que ansían ocupar?

Dirección General de Función Pública hágaselo mirar. A tiempo está de cambiar este tipo de situaciones tan injustas y desproporcionadas, como las que viven miles de opositores.

Se despide una familiar cabreada de una valiente.

*Carta enviada por Ainhoa Ruiz.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los valientes e inocentes opositores de Navarra