Blog / Cartas al director

Ongi etorri Chivite

Por La voz de los lectores 18 agosto, 2019 - 12:21

Carta enviada por Manuel Sarobe Oyarzun.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, se reúne con el presidente del Parlamento foral, Unai Hualde. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, se reúne con el presidente del Parlamento foral, Unai Hualde. IÑIGO ALZUGARAY

Intuyo que este año el Olentzero no traerá nada a los nacionalistas, pues todo cuanto podían ambicionar se lo ha dado ya Chivite. Y eso que la cosa pintaba mal. El electorado castigó severamente al cuatripartito y se decantó por una mayoría constitucionalista. Ello permitía soñar con una legislatura estable, merced al acuerdo de dos partidos que comparten una análoga visión de Navarra y de España -que no es poco en los tiempos que corren- y que acumulan décadas de entendimiento. Un gobierno sin derivas identitarias, dedicado exclusivamente a procurar bienestar a sus ciudadanos.

No ha sido posible. El pretexto: la negativa socialista a pactar con la derecha -veto que no alcanza a la derecha supremacista vasca-. La realidad: la ambición sin límites de María Chivite Castejón, cuyas cesiones evidencian la extrema debilidad de quien no ganó ni en su pueblo, donde más la conocen.

Nunca antes unos perdedores imaginaron tamaño premio: presidencia del Parlamento, vicepresidencia del Gobierno, cinco consejerías, 15 direcciones generales en una Administración sobredimensionada para alimentar tanta boca, y, previsiblemente, Martínez, por fin, a Madrid. Hasta las cenizas de Podemos se han subido a la chepa de quien pretendía gobernar en solitario.

El hecho es que repiten Manu Davalor y Solana, después de la que lió en Educación. También Ollo, a cargo del euskera, aunque no le hemos oído decir ni “bai”. Y rescatan a Gómez López, tras su fiasco en el Ayuntamiento pamplonés. Mientras la infantería se deja la vida para aprobar unas duras oposiciones a funcionario, a jefa se puede llegar ignorándolo todo. Porque ya me dirán qué preparación puede atesorar una psicóloga para dirigir el mundo rural. Para mariposear de puesto en puesto basta con ser amiguísima de Barkos, aunque se carezca de toda competencia profesional.

Nos falta Bildu. A los aberchándales les ha tocado el premio gordo: la denominada "acción de oro". Aquella que gana a todas las demás. El pretexto de que no han pactado nada con ellos no puede ser más infantil. Esta infamia coincide con los “ongi etorris” que esta gente organiza. Enésimo escarnio para unas víctimas desamparadas, que ven impotentes cómo los verdugos son aclamados de regreso a sus pueblos. Espanta pensar qué les contarán a los niños que participan en esos homenajes. Una sociedad que rinde honores a sus asesinos es una sociedad enferma.

El bochorno pudo ser mayor sí, tal y como algunos medios anunciaron, Marlaska hubiera asistido a la investidura, pues sólo nos faltó ver al otrora corajudo juez azote de terroristas, apadrinando la cesión del control de Navarra a los guardianes del terror. Chivite, Alzórriz, Cerdán y Sánchez meritan ganar el premio Sabino Arana en reconocimiento a su histórica bajada de pantalones frente al nacionalismo vasco. La desaparición de la bandera española de la sede del PSN en vísperas de la elección presidencial -cualquiera que fuera la causa-  es una insuperable metáfora de la situación.

Creo que Chivite -a quien recomiendo cuidar sus cervicales, pues va a estar cuatro años agachando la cabeza- se equivoca. Su apuesta fortalece a jeltzales y batasunos; inflige al PSOE un irreparable daño reputacional; complica la investidura de Sánchez; traiciona a quienes la votaron huyendo del cuatripartito; y nos aboca a una legislatura convulsa. ¿Compensa semejante destrozo a cambio de un efímero puñado de suculentas nóminas públicas?

El futuro de la Navarra diversa, foral y española que conocemos peligra, pues de nada sirve que los constitucionalistas sumen mayoría, si en lugar de neutralizar a unos nacionalistas que nunca dan un paso en falso, acaban postrándose ante ellos.

Carta enviada por Manuel Sarobe Oyarzun.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ongi etorri Chivite