Blog / Cartas al director

El fútbol navarro, bajo sospecha

Por La voz de los lectores 17 octubre, 2019 - 9:43

Carta enviada por Francisco Javier Lorente Pérez.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, y el presidente de la Federación Navarra, Rafa del Amo, en un acto celebrado en la sede de la institución en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, y el presidente de la Federación Navarra, Rafa del Amo, en un acto celebrado en la sede de la institución en Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

El fútbol navarro aparece en una investigación de la Audiencia Nacional. Son los investigadores de Guardia Civil quienes señalan que “en el extracto de la cuentas y ganancias correspondiente a 2017 no se observa partida alguna en la que haga mención al concepto de obras”. No disponen de información sobre que un controvertido cheque de 120.000 € reiteradamente requerido por la FNF haya llegado a cobrarse. Todo esto añade dudas a un asunto ciertamente escabroso.

En marzo último aparecieron informaciones inquietantes sobre el pago de las obras realizadas en la sede federativa, y las explicaciones públicas del presidente federativo Rafael del Amo, tan erráticas como poco convincentes, aumentaron la inquietud por los hechos relatados.

A los pocos días se produce un asalto a los locales federativos durante el fin de semana, con la correspondiente intervención policial posterior. Nada ha informado la Federación Navarra de Fútbol; ni un solo detalle del incidente, ni de la posible desaparición de algún documento.

Silencio total. Hay elecciones a la vista, toca año olímpico, y mejor que nadie se entere. Sin embargo, la Federación Navarra de Fútbol debería considerar su devenir en estos últimos años. Las informaciones conocidas a través de los medios de comunicación lo piden a gritos.

Es el caso de la situación de la mutualidad, o del oscuro proceso de sustitución de asambleístas, o los paupérrimos datos de transparencia de la institución, o la asamblea celebrada el pasado 23 de mayo en la que se aprobó la profesionalización de la presidencia federativa en convocatoria no ajustada a los estatutos federativos, como reconoce el Instituto Navarro de Deporte y Juventud.

Tanto este organismo, al que corresponde la coordinación y tutela de las federaciones deportivas navarras en el ejercicio de las funciones públicas delegadas, como también el Comité de Justicia Deportiva de Navarra, disponen de los detalles de todos estos hechos.

Ante tales desvaríos, la Federación Navarra de Fútbol necesita un cambio de rumbo. Sobran personalismos y falta transparencia. El fútbol navarro merece una federación abierta, libre de lastres, que coordine y dinamice de forma eficaz todas sus modalidades. Es el gran reto.

Carta enviada por Francisco Javier Lorente Pérez.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El fútbol navarro, bajo sospecha