Blog / Cartas al director

Una escuela única para gobernarlos a todos

Por La voz de los lectores 15 enero, 2020 - 9:04

¿Y quién ocupará el vacío de horas que supone eliminar o reducir al mínimo religión/valores? Ese tiempo se utilizará para adoctrinar a nuestros hijos en una nueva religión que presenta las relaciones entre hombres y mujeres en clave de conflicto.

La plataforma ciudadana "Educar en Libertad" se han concentradoen Pamplona para defender la "insumisión" al programa de coeducación del Gobierno de Navarra Skolae por considerarlo "ilegal, ilegítimo e injusto". EFE / VILLAR LÓPEZ
La plataforma ciudadana "Educar en Libertad" se han concentradoen Pamplona para defender la "insumisión" al programa de coeducación del Gobierno de Navarra Skolae por considerarlo "ilegal, ilegítimo e injusto". EFE / VILLAR LÓPEZ

En la célebre obra el Señor de los Anillos se habla de un anillo único para gobernar a todos. Tal parece ser el rumbo que sigue la educación en nuestro país. Las intromisiones del Estado en el ámbito de las familias son cada vez más patentes. Hace pocas semanas la ministra de Educación aseguraba que “De ninguna manera puede decirse que el derecho de los padres y madres a escoger una enseñanza religiosa o a elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza”. Luego vinieron los matices, pero los movimientos que están haciéndose a nivel estatal y regional apuntan en esa dirección.

Por un lado, se pretende suprimir los conciertos a centros con educación diferenciada. Eliminar estos conciertos supone limitar las posibilidades de elegir para miles de padres que optan por este tipo de educación, tan respetable como otros modelos y con defensores como Hillary Clinton, icono del progresismo. Por cierto, que no es escuela segregadora. Segregación es un término referente al racismo y quienes emplean este adjetivo, habitualmente algunos grupos políticos, lo hacen con ánimo de generar un rechazo en la opinión pública. Por otro lado, el resto de la escuela concertada también está en peligro, porque se le amenaza desde el Gobierno de Navarra con que apliquen Skolae. Hace pocos días el Consejero de Educación reconocía en el pleno del Parlamento que Skolae es obligatorio para todos los centros con financiación pública. Así que pobres de aquellos concertados que no lo apliquen.

Y ahora también están con la asignatura de religión, tramitando su reducción a 45 minutos semanales, el mínimo posible, con el apoyo de todos partidos políticos menos Navarra Suma. Geroa Bai, por su parte, ya ha registrado dos proposiciones de ley dirigidas al Congreso de los Diputados para "garantizar la laicidad de la escuela pública” mediante la reforma de la ley orgánica de Libertad Religiosa, la de Educación, en relación con la enseñanza de religión, y la modificación del artículo 27 de la Constitución (el mismo artículo que le disgusta a la ministra de Educación).

Al mismo tiempo, el programa acordado por el nuevo Gobierno de España quiere hacer no evaluable la asignatura de religión a nivel estatal. Estamos ante un acoso y derribo de este tipo de docencia que, recordemos, es optativo. Los padres pueden elegir entre religión y valores. Además, se vienen impartiendo progresivamente diversas religiones en función de la demanda social, con lo que el asunto afecta a todas las comunidades que valoran el hecho religioso: católicos, musulmanes, evangélicos… y también a las familias que les gusta la asignatura de valores.

¿Y quién ocupará el vacío de horas que supone eliminar o reducir al mínimo religión/valores? Pues teniendo en cuenta que según el informe Pisa de 2018 España está por debajo de la OCDE, y bajó 4,5 puntos en Matemáticas y 9,5 puntos en Ciencias con respecto a los resultados de 2015, más de uno respirará aliviado pensando que todo es en aras de mejorar los resultados.

Nada de eso; ese tiempo se utilizará para adoctrinar a nuestros hijos en una nueva religión que presenta las relaciones entre hombres y mujeres en clave de conflicto, pregonando que las mujeres son víctimas y que los hombres son los culpables de todo, hasta de ocupar la mayor parte del patio cuando juegan en el recreo (así se recoge en una de las fichas de Skolae). Asimismo, presenta las relaciones de pareja desvinculadas del amor o hacen cuestionarse a niños de 6 años si son niños o niñas. Eso sí, lo adornan con palabras bonitas y, si es preciso, lo teñirán de ecología, porque la ministra de educación también ha declarado en la Cumbre del Clima que quiere una asignatura de ecología. Habrá que ver qué nos quieren vender.

Lo que subyace es la imposición paulatina de un pensamiento único al mismo tiempo que se reduce al mínimo la capacidad de los padres para elegir la educación que esté de acuerdo a sus convicciones. En el fondo los políticos de turno nos están diciendo a los padres que no lo sabemos hacer bien, que ellos son los mejores educadores. Pero ¿quién ama de verdad a los hijos, los padres o el estado? Sí, el amor es lo que cuenta, una palabra que brilla por su ausencia en los programas afectivo-sexuales que se van implantando en los centros educativos y que, cuando aparece, se presenta de manera despectiva. El amor romántico, recoge Skolae, ha sido definido desde la heterosexualidad y sobre la base de una división de roles dentro de la pareja. Vamos, que el amor que hemos experimentado nosotros, nuestros padres abuelos y tatarabuelos es burgués y machista. Si nuestros antepasados levantaran la cabeza y vieran esto…

***Arancha Carrero Cabezas, María José Guindano Laborda, Ignacio Del Villar Fernández y Javier Lucia Maldonado - Miembros de la Junta de FamiLiaE (Familias por la Libertad de Educación)

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una escuela única para gobernarlos a todos