Blog / Cartas al director

Castigo a la maternidad en personal del Gobierno de Navarra

Por La voz de los lectores 12 enero, 2020 - 11:21

Artículo de opinión enviado por Leire Ciriza Barea y Saioa Remírez García, madres funcionarias en prácticas.

Imagen de archivo de una oposición celebrada en Pamplona. PABLO LASAOSA
Imagen de archivo de una oposición celebrada en Pamplona. PABLO LASAOSA

En esta sociedad en la que vivimos, en la que cada vez se protege más la maternidad para que seamos iguales, el sistema educativo público sigue creando situaciones de desigualdad entre hombres y mujeres.

En las últimas oposiciones de maestros del 2019, algunas de nosotras conseguimos, embarazadas, con mucho esfuerzo a la vez que trabajábamos e implicándonos al 100% en nuestros centros, una plaza de funcionarias.

No obstante, la situación es la siguiente: las nuevas funcionarias han de hacer un curso escolar de prácticas, pero, al haber dado a luz en los meses de verano y el primer trimestre, el departamento de Educación ya no te permite realizar las prácticas durante este curso escolar y las pospone al siguiente. Otra opción es renunciar a parte de tu permiso de maternidad.

No sería problema realizar las prácticas el siguiente curso escolar, si ello no conllevara que todos los que por nota han quedado detrás de ti, te adelanten y nosotras quedemos las últimas para solicitar la plaza definitiva y, en consecuencia, en vez de trabajar cerca de nuestro lugar de residencia, nos tengamos que desplazar a 100 kilómetros de distancia.

Por ejemplo, una de nosotras pasa de ser la primera en la lista de su especialidad a ser la última, lo que significa que, de poder elegir una plaza en los alrededores de su vivienda, seguramente tendrá que desplazarse lejos de su familia, dejando un niño pequeño en casa.

Después de mucho preguntar, ir al Defensor del Pueblo y a diferentes sindicatos, no hemos recibido respuesta, más que “es lo que hay”. Por ello, creemos y denunciamos que estamos en una situación de discriminación como mujeres y como madres, no favoreciendo los cuidados del menor y la maternidad. Perdemos nuestros derechos por la única razón de ser madres.

Con todo esto, no estamos pidiendo no realizar las prácticas obligatorias de funcionarias, sino no perder nuestra posición que con tanto esfuerzo hemos conseguido en las listas y que nos están retirando por ser madres.

Artículo de opinión enviado por Leire Ciriza Barea y Saioa Remírez García, madres funcionarias en prácticas.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Castigo a la maternidad en personal del Gobierno de Navarra