Blog / Cartas al director

La asignatura de religión mantendrá sus horarios

Por La voz de los lectores 19 enero, 2020 - 11:19

Artículo de opinión enviado por Arancha Carrero Cabezas, María José Guindano Laborda, Ignacio del Villar Fernández y Javier Lucia Maldonado, Junta de FamiLiaE (Familias por la Libertad de Educación).

Foto de archivo de una estudiante en una clase adornada con un crucifijo en un colegio. EFE
Foto de archivo de una estudiante en una clase adornada con un crucifijo en un colegio. EFE

La propuesta de ley de Izquierda-Ezkerra para reducir al mínimo las horas de docencia de la asignatura de religión en Navarra no salió adelante, y desde FamiLiaE nos alegramos de esta noticia, una alegría que se extiende a muchas personas (recordemos las más de 42.000 firmas que se recogieron hace cosa de un año en favor de la asignatura de religión).

También respirarán aliviados los 200 profesores que veían peligrar su puesto de trabajo, los miles de padres que apuestan por esta educación para sus hijos y las numerosas asociaciones del ámbito educativo y diversas confesiones religiosas que estaban muy preocupadas con este asunto.

Sin embargo, no somos ingenuos y sabemos que la amenaza continua. El nuevo Gobierno de España pretende hacer no evaluable la asignatura de religión a nivel estatal y dejarla sin alternativa (actualmente, se imparte en paralelo a la asignatura de valores). Así que queremos aprovechar para reafirmarnos en nuestro compromiso con la defensa de la libertad de las familias.

Seguimos aquí para decir a nuestros políticos y a la sociedad entera que la libertad de educación es sagrada; también la libertad de educación religiosa. No olvidemos que estamos hablando de la educación, de nuestros niños, de nuestros jóvenes, de nuestros maestros...

¿De qué va todo esto, sino de aprender, de APRENDER con mayúsculas? Aprendamos todos a que se puede educar a los niños en una sociedad abierta, moderna, inclusiva, saludable… con religión en las aulas.

Expertos hablan de que previene contra la intolerancia, enseña a valorar la realidad de la persona y su apertura al hecho trascendente. Los niños aprenden a respetar al ser humano y el medio que lo rodea. También es esencial para entender nuestra cultura. No olvidemos que, a lo largo de la historia, muchas manifestaciones artísticas, literarias y musicales tienen referencias religiosas. Asimismo, su ausencia contribuye a la marginación del fenómeno religioso y fomenta los radicalismos.

Aprendamos por ejemplo de Finlandia, nuestros amigos del norte y uno de los países que mejores puntuaciones obtiene en las temidas pruebas PISA. Allí hay un sumo respeto por las diversas confesiones religiosas, independientemente de si son mayoritarias o minoritarias. Además, el Estado supervisa los contenidos y libros de la asignatura junto con representantes de cada religión, ayuda a financiar los libros de texto de las religiones y enseña a toda la comunidad educativa que la clase de religión merece respeto, como también lo merecen las diversas religiones.

¿De qué va todo esto sino de tener esperanza? De tener esperanza en que nuestros hijos sean capaces de salir adelante en este mundo que les estamos entregando en dudoso estado de conservación, de que tengan recursos y sean capaces de convivir con todo tipo de gente.

Artículo de opinión enviado por Arancha Carrero Cabezas, María José Guindano Laborda, Ignacio del Villar Fernández y Javier Lucia Maldonado, Junta de FamiLiaE (Familias por la Libertad de Educación).

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La asignatura de religión mantendrá sus horarios