Blog / Caracteres con espacios

A lo suyo

Por Juan Iribas 25 noviembre, 2016 - 8:39

Llovía a mares. La fuerte tormenta caía sobre la ciudad acompañada de un viento que silbaba como una cuadrilla de albañiles.

Televisión antigua en un vertedero. ARCHIVO
Televisión antigua en un vertedero. ARCHIVO

Los cinco miembros de la familia Agudo se encontraban ajenos al aguacero frente al televisor en la sala de estar; ni siquiera eran capaces de leer el texto sobreimpresionado en la parte inferior de la pantalla donde se sugería que permanecieran dentro de sus hogares, con las ventanas cerradas y las persianas bajas; estaban abducidos por las imágenes que se ofrecían a través del monitor.

Dada la enorme atención que prestaban el matrimonio y sus tres hijos, la importancia de la emisión debía de ser tal como para que ni siquiera pudieran escuchar el timbre; ni percibir las insistentes llamadas de teléfono; ni mucho menos oler a pollo más que asado por culpa del exceso de tiempo en el horno. Incluso la gotera que provocó el aguacero hizo que cayese una eterna gota amarillenta sobre una pecera en la que un pez aburrido de color anaranjado jugaba a esquivarla en vez de ver la televisión.

Los Agudo seguían a lo suyo mientras el viento silbaba sin cesar; el horno tan sólo conservaba las cenizas del pollo; el pez aburrido de color anaranjado flotaba sobre un agua amarillenta; y el teléfono y el timbre realizaban un sonido acompasado.

Cuando el nivel del agua alcanzó en la vivienda dos palmos de altura, se quedaron sin luz y sin poder seguir viendo el programa donde una joven inundada en lágrimas narraba cómo el vecino del amigo del cuñado de la exmujer de la artista, presuntamente, se iba a separar de su ex. Entonces, los cinco Agudo, hasta entonces abducidos por el testimonio de la famosa, regresaron al planeta Tierra. En medio de un fuerte olor a humedad y a quemado pidieron una pizza que nunca recibieron, lloraron la muerte de su pez, achicaron el agua, colocaron un barreño y se dieron cuenta de que también existía la conversación, así que se pusieron a hablar. Como hace cualquier familia que tiene la tele apagada, estropeada…, o encendida.

Ideación de ‘A lo suyo’

El otro día, en una tienda de electrodomésticos, una veintena de televisores ofrecían las imágenes de un programa de los que algunos llaman ‘telebasura’.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A lo suyo