Blog / Caracteres con espacios

Primera vez

Por Juan Iribas 05 agosto, 2016 - 0:00

Siempre hay una primera vez. Para todo. Incluso cuando uno promete no traspasar ciertas líneas rojas.

El otro día se cruzaron los astros y tuve un compañero de viaje en mi visita a San Sebastián de los que podríamos llamar ‘ocasional’. Un amigo me pidió un favor: “¿Te puedes quedar con mi hijo? Tenemos que ir a visitar a un familiar que está enfermo”. Como dicen por ahí, puse la misma cara que un conejo cuando le echas las largas… 

Aun así, pretendía cumplir mis tres promesas donostiarras: tomar algo en lo viejo antes de comer, apoyarme en la barandilla mientras veo el mar y comprarme un buen libro. ¡Eureka!

Llegó la hora de mover el bigote y le pregunté (error) a aquel renacuajo qué le apetecía. “¡Una hamburguesa!”. Comerse una hamburguesa en San Sebastián justifica que el pleno municipal te declare persona non grata. Además, mi religión no me permite pisar esos locales hipercalóricos con aroma a aceite refrito.

-Sabes qué pasa, ya he reservado en un sitio que te va a encantar. ¿Estás convencido de que quieres una hamburguesa? 

-¡Pues claro!, me contestó.

Acudimos a Akelarre, donde pedí un menú Bekarki para mí y una hamburguesa para el hijo de mi amigo. El camarero, casi nos despacha, así que tuvo que salir el propio Pedro Subijana con los brazos en jarras. “¿Aquí? Jamás he cocinado eso”, comentó algo alterado. Tras varios cruces de palabras, se obró el milagro: Subijana preparó la hamburguesa (40 euros la broma) e incluso yo probé un poco de ese bocadillo que había prometido no catar en mi sano juicio. 

Y es que siempre hay una primera vez. Para todo. Incluso cuando uno promete no traspasar ciertas líneas rojas.

Ideación de ‘Primera vez’

Ni he comido en Akelarre ni detesto las hamburguesas…

Caracteres con espacios: 1.753

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Primera vez