Blog / Caracteres con espacios

Marcelo

Por Juan Iribas 19 agosto, 2016 - 7:51

El día que el transbordador espacial Challenger reventó en el cielo estadounidense Marcelo tenía 20 años recién cumplidos, un coche nuevo y ganas de exhibirlo por Buenos Aires.

Este abogado, que ya peina canas, me contó antes de ayer una anécdota con la musicalidad propia del argentino, quien esconde una flauta dulce entre sus cuerdas vocales. Un Marcelo que asegura que todas las personas tenemos tres o cuatro buenas historias para narrar durante una barbacoa o antes de entrar a una sala de cine.

Lo que le sucedió a Marcelo el 28 de enero de 1986 no lo olvidará aunque viva 200 años y, por fin, su piel decida cuartearse. Conducía su coche nuevo y vio una multitud en corro, así que aparcó donde pudo y se acercó al tumulto. “Debe de estar muerto”, “Parece que todavía respira”, “Tiene pinta de ser un infarto”. La muchedumbre era capaz de diagnosticar sobre la marcha a un anciano que se encontraba en el suelo.

“¿Pero qué hacen? ¡Hay que llevarlo a un hospital ya!”, les dijo. Y Marcelo ayudó a sentarse en el asiento del copiloto a la mujer de aquel desconocido, al que introdujo en la parte de atrás de su coche rumbo a Urgencias. Llegó a golpe de claxon hasta una puerta acristalada de la que salió un tipo con bata blanca y un fonendoscopio al cuello que, tras observar al anciano, solo pudo decir: “Lo siento, no atendemos a cadáveres, pueden ir a un velatorio”. La ya viuda, que le había contado su vida a Marcelo en tres semáforos, lloraba sin consuelo mientras él la cogía de la mano de camino al primer tanatorio que localizase.

-Y ahora, ¿qué voy a hacer yo?, le comentó la anciana a Marcelo.

-Usted procure distraerse. Póngase la tele. Hoy mismo verá algo único, el despegue del transbordador espacial Challenger. El espectáculo está garantizado.

Ideación de ‘Marcelo’

El otro día me presentaron a Marcelo, un tipo extraordinario y muy ameno, que cuenta unas historias que te mueres.

Nota (fuente Wikipedia): El accidente del transbordador espacial Challenger se produjo el 28 de enero de 1986, cuando la nave se desintegró 73 segundos después del lanzamiento, circunstancia que provocó la muerte de los siete miembros de la tripulación.

Caracteres con espacios: 2.169

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Marcelo