Blog / Caracteres con espacios

De rompe y rasga

Por Juan Iribas 26 mayo, 2017 - 7:53

El otro día cometí la equivocación de acompañar a una amiga de compras. Prefiero que me claven astillas en las uñas…

Una imagen de dos personas mayores
Una imagen de dos personas mayores

Planta para arriba, planta para abajo; probador va, probador viene, así que uno, que es disperso cuando quiere, en vez de dar consejos (no me pidió ninguno) pues desconecté.

Me llamó la atención la cantidad de ropa que se puede llegar a probar una persona, aunque aluciné cuando observé una mesa llena de pantalones vaqueros. Todos rotos. Rotos a mala cara, como cuando te caías de la bici. Tijeretazos, agujeros en los que un cirujano practicaría una artroscopia… Y, entre la multitud, lo vi. En medio de la masa juvenil ahí estaba él, un anciano de pelo blanco, que, como yo, iba a la penúltima moda; vestía una camisa clara y un pantalón azul oscuro, lo percibí algo obnubilado ante tal montaña de “ropa rota”, según le escuché.

-Mira Lucía, hace medio siglo yo hubiera dado un par de muelas por llevar unos pantalones sin remendar. Todos eran heredados. Y ahora, ofendéis al sentido común.

La tal Lucía entraba y salía del probador con distinta ropa, aunque él insistía y seguía predicando al otro lado de la cortina.

Miré a aquel anciano, sonreí con gesto de complicidad y me dijo una frase que aún resuena en las cuatro paredes de mi cabeza.

-No hay nada que hacer; los aborregan. Toda esta gente debería ser de rompe y rasga, pero para otras cosas.

Y a mí no me quedó más remedio que memorizar aquella escena para escribir este relato.

Ideación de ‘De rompe y rasga’

Prometo no volver a un centro comercial en hora punta…

Caracteres con espacios: 1.583

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
De rompe y rasga