Blog / Caracteres con espacios

Armario

Por Juan Iribas 10 junio, 2016 - 5:00

Hace un mes fui a una tienda con mi sobrino a poco más que a pasar el rato, y el chaval me dijo: “A que no te metes dentro de ese armario”.

“Si quepo, entro”, pensé, y ejercí de testarudo para llevarle la contraria…

Noté un bamboleo continuo y sospeché que mi sobrino me estaba tomando el pelo para ver si, ya dentro, me mareaba o me agobiaba y salía de aquel espacio claustrofóbico, pero apreté los dientes, los puños y cerré los ojos hasta que dejé de sentir el vaivén.

A decir verdad, aquel rato me pareció eterno y, cuando abrí una grieta del mueble…, sorpresa: me encontraba en el interior de una habitación pintada de color pistacho, con una cama enorme, dos mesillas y una pareja en plena discusión.

Aquel movimiento oscilante, por lo que intuí y escuché, resultó ser el trayecto desde el comercio hasta el piso de ese matrimonio mal avenido, al que llegué ‘empaquetado’, y donde mis oídos presenciaron una discusión que se iba acalorando al igual que mi cuerpo dentro del armatoste de aglomerado chapeado en blanco.

-Vengo en este momento a casa y, después de diez horas estrujándome los sesos en la oficina, me preguntas por el nuevo armario. Yo qué sé si me gusta… ¡Es que me la trae al pairo!, exclamó él.

-¡No te aguantas ni tú! ¡Así no podemos seguir!, gritó ella.

Aquel hombre, encendido como si fuera el ‘mejor’ tertuliano de la caja tonta, abrió con violencia la puerta del armario para colgar su cazadora y me encontró sudoroso y en ropa interior por culpa del asfixiante calor que yo ya no podía seguir soportando.

-¿Y este? ¿Se puede saber quién es este tipo?, le preguntó a su mujer.

-¿Este?, dijo ella con gesto de absoluta sorpresa. Cariño, te puedo asegurar que esto no es lo que parece.

Por supuesto, el marido no creyó las explicaciones de su esposa ni tampoco su mujer las mías, así que yo no supe por dónde salir (de aquel maldito armario)…

Ideación de ‘Armario’

Este relato surge tras leer la trama de ‘Desde la sombra’. La nueva novela de Juan José Millás narra la historia de Damián, que comete un hurto en un mercado de anticuarios y se esconde en un armario. Antes de que pueda salir, el armario se vende y es llevado a la habitación de un matrimonio.

Caracteres con espacios: 2.212       

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.