Blog / Balonmano de casa

Duro correctivo del Anaita al Benidorm

Por José Javier Iso 02 Diciembre, 2018 - 12:50

Comentario del periodista José Javier Iso, después del partido de la liga Asobal entre Anaitasuna y Benidorm (29-20) en Pamplona.

El Helvetia Anaitasuna se enfrenta al Balonmano Benidorm en partido de la duodécima jornada de la Liga Asobal. MIGUEL OSÉS.
El Helvetia Anaitasuna se enfrenta al Balonmano Benidorm en partido de la duodécima jornada de la Liga Asobal. MIGUEL OSÉS.

El Helvetia Anaitasuna superó ampliamente al quinto clasificado de la liga, el Benidorm, por 29-20. Amplia, merecida y más que justa victoria de los blanqui-verdes. 

Muy lejos estaban los pronósticos de lo que pasó en la pista. El equipo de Zupo Equisoain llegaba como rival duro por su buena
trayectoria, pero aquí quedó corto circuitado y fundido por un Anaita serio, bien plantado y con una defensa y portería que anularon al rival. 

Los primeros minutos ya dejaban una ventaja de 4-1 que despejaban algunas incógnitas ,pero se vieron lastrados por una
reacción visitante que con un parcial de 1-7 que volvían a poner dudas en el ambiente. El cuadro de Iñaki Ániz reaccionó bien nivelando la situación y retirándose con un 14-12 al descanso. 

La segunda mitad no tuvo nada que ver con lo acontecido en la primera. El Anaita salió con ganas. Planteó una buena defensa y con un Bols muy acertado anularon por completo al Benidorm que en 11 minutos sólo consiguió un gol (19-13). 

No bajó el ritmo el cuadro local, y se encontró con un rival rendido a la evidencia de su inferioridad, e hizo que el resto del
partido se convirtiera en un paseo para los verdes.
Al final 29-20, que en parte supone un duro varapalo  para un equipo que llegaba con el cartel de favorito y como una de los fuertes en la liga. La realidad en la catedral dejó claro que no es más que el Anaita. 

El partido dejó buenas sensaciones. Permitió descubrir a un Pere Vaquer como lateral fuerte, con mucha calidad y mejor
acierto. Estuvo acompañado en ataque con el incombustible Chocarro, que dejó goles de mucha valía, entre ambos marcaron casi la mitad del equipo 14,  y siempre bien acompañados por los centrales. 

Mención especial merece el guardameta Bols que estuvo sensacional en la segunda parte, con un acierto casi del 50% en sus intervenciones. Una parte importante importante fueron los fallos en el ataque de los visitantes, y sobre todo sus faltas en ataque al choque que supo aprovechar muy bien el Anaita, algunas de ellas con el visto de los colegiados pero todo cuenta.

El equipo no tiene presión, ahora hay que ver hasta dónde puede llegar.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Duro correctivo del Anaita al Benidorm