Blog / Balonmano de casa

Demasiado castigo para el Anaitasuna

Por José Javier Iso 15 Abril, 2017 - 21:19

Comentario del periodista José Javier Iso, después del partido Naturhouse - Helvetia Anaitasuna (34-27) de liga asobal.

El Helvetia salió derrotado en la Rioja por 34-27. Resultado muy abultado para los que dió de sí el partido.El siete navarro no
mereció perder por 7 tantos de diferencia, pero a veces se dan estas cosas que no se entienden.

El Naturhouse necesitaba ganar para dejar una racha negativa y preocupante para ellos que les llevaba a perder de manera definitiva sus opciones de ir a por la segunda plaza de la liga. Está casi perdida ya pero quedan todavía cinco jornadas. Esa necesidad es la que les ha dado fuerza en los minutos finales del primer y segundo tiempo para hacerse con el partido.

El encuentro resultó muy nivelado, con un Anaita que supo imprimir velocidad al juego en los minutos iniciales y supo defender
el ataque de los locales. Durante muchos minutos estuvo por delante en el marcador, con un 5-7 a los once minutos y nivelado hasta los veinte. Pero a partir de aquí el cuadro riojano reaccionó y abrió brecha para retirarse de 4 (19-15).

El segundo tiempo sería similar. Los primeros veinte minutos del Anaita y los diez finales del equipo propietario de la cancha. De
un 26-26 a un 34-27 que da los puntos a los riojanos pero que no hace justicia con el juego empleado por los equipos.

Se complica el objetivo de alcanzar la cuarta plaza, máxime tras la victoria del Granollers, pero como decíamos.quedan 5 jornadas y el equipo catalán tiene que visitar Pamplona.

No se puede dormir el Anaita porque el sexto también viene pegando. El C. Encantada con 26 puntos, uno menos y también hay que visitar esa pista. Vamos que emoción no va a faltar de aquí al final pero eso, hay que estar bien centrados.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Demasiado castigo para el Anaitasuna