Blog / Balonmano de casa

El Anaita, casi en la final a cuatro

Por José Javier Iso 10 Marzo, 2016 - 13:37

Comentario del periodista José Javier Iso, después del partido de Copa Helvetia - Cangas (35-24) en Pamplona.

El Helvetia Anaitasuna metió la directa en la copa del Rey al vencer por 35-24 al Cangas en Pamplona. Once tantos de diferencia son muchos tantos. Sorprendió hasta a los de las apuestas. Con este triunfo tiene en su mano meterse en el grupo de los 4 que disputarán la final en Mayo.

El partido comenzó con 2 minutos de correcalles y fallos en el lanzamiento por parte de los dos equipos, pero las cosas fueron cambiando y con el equipo local bien plantado en defensa comenzaron a llegar los goles. Igualada la primera mitad hasta los minutos finales, pero ahí el Anaita metió una marcha más y superó en 5 tantos al contrario.

No cambió el decorado en la reanudación. Los visitantes, quintos en la tabla, parecían rendirse al mejor acierto local y daban la impresión de que se entregaban. Intentaron reaccionar tímidamente a los 45 minutos, pero un equipo en racha y saliéndole todo lo que hacía se fue distanciando hasta el definitivo 35-24.

La base del éxito, sin duda estuvo en la mentalización del equipo. Salió convencido de que podía ganar y arrolló al rival. Jorge Silva, Ander Ugarte, Chocarro y el portero fueron claves, no hay que menospreciar al resto, pero fueron los mejores.

Esta victoria lleva al equipo, contrariamente a lo que pensábamos, a un escenario distinto. Se mete de lleno en la copa. No tira ninguna competición y hasta el momento se le ve bien físicamente. Lo peor del partido estuvo en la lesión de Chocarro que se va a perder algunos partidos.Esperamos su pronta recuperación porque ha demostrado ser un jugador importante en la filas anaitasunistas.

Nos toca ver lo que ocurre en la pista del Cangas el próximo sábado, pero esta casi todo hecho. 

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Anaita, casi en la final a cuatro