Blog / Balonmano de casa

Victoria insuficiente del Anaita para despedir la Copa

Por José Javier Iso 14 Marzo, 2019 - 17:40

El Anaita no bajó la cabeza en este partido aunque estaba claro que ya sólo por enfrentarse con el segundo de la liga era misión imposible.

Raúl Nantes en el partido Anaitasuna - Bidasoa en Pamplona. PABLO LASAOSA.
Raúl Nantes en el partido Anaitasuna - Bidasoa en Pamplona. PABLO LASAOSA.

El Helvetia ganó al Bidasoa por 31-24 en el partido de vuelta de la Copa del Rey, pero con 14 goles en contra sólo un milagro le reportaba el pase a la fase final. El Anaita no bajó la cabeza en este partido aunque estaba claro que ya sólo por enfrentarse con el segundo de la liga era misión imposible poder remontar.

El equipo de Iñaki Aniz jugó un buen partido en lineas generales. Había ausencias importantes y necesidad de guardar entre algodones a algún jugador de cara a la liga, por ello imagino la falta de extremos como Etxeberría y Chocarro entre otros.

El Bidasoa no forzó la máquina en exceso salvo en algunos minutos de segundo período, que lo hizo para poner las cosas en su sitio.De siete tantos de desventaja bajó a dos y posteriormente el Anaita volvió a marcar la misma diferencia.

Los irundarras movieron el banquillo para dar minutos a todos los jugadores y en ningún momento se les vio nerviosos. Eran conscientes de que la diferencia era prácticamente insalvable  

Los anaitasunistas tuvieron minutos de una buena defensa y contaron con una muy buena actuación del guardameta Bols. El técnico lo sustituyó por Salazar en el segundo tiempo y lo cierto es que éste estuvo muy desafortunado. Bols volvió nuevamente a defender la puerta y tuvo de nuevo unos minutos brillantes bajo los palos.Quizás su actuación resultó lo más vistoso del partido.

El Bidasoa tomó el partido como un buen y serio entrenamiento. Dejó constancia de que conoce bien al Anaita anulando a sus extremos y al  pivote.Tuvo que trabajar mucho el siete local en ataque para desbordar la defensa visitante y eso sí contó con la no efectividad de los porteros.

La copa, con todo esto, queda aparcada. Tampoco con la trayectoria del equipo en la liga se esperaba mucho más. Ahora queda afrontar lo que resta de competición regular para asegurar la categoría. prácticamente ya logrado. Una vez logrado el objetivo es hora de aprovechar para ir preparando lo que viene por delante,es decir,la próxima temporada. 

Queda mucho todavía, pero cuánto antes se comience a poner las bases del futuro mejor, aunque creo que no se vaya a cambiar mucho de lo visto en la temporada actual.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Victoria insuficiente del Anaita para despedir la Copa