Blog / Balonmano de casa

Tarde aciaga del Anaitasuna

Por José Javier Iso 04 febrero, 2019 - 12:00

El pabellón pamplonés presenció una derrota abultada del Anaitasuna (19-27) ante un Bidasoa que no tuvo piedad y que se consolida en lo alto de la tabla.

Helvetia Anaitasuna cayó derrotado frente al Irún Bidasoa en Pamplona. PABLO LASAOSA
Helvetia Anaitasuna cayó derrotado frente al Irún Bidasoa en Pamplona. PABLO LASAOSA

El Helvetia volvió a jugar tras el largo parón de mes y medio pero lo hizo con poca fortuna, Se encontró con un rival muy superior que llegó a Pamplona convencido de llevarse los puntos y bien arropado por un centenar y medio de seguidores.

Los vecinos de Irún demostraron que por algo están en el segundo puesto de la clasificación mientras los locales tuvieron una tarde aciaga.

A los navarros no les salía nada y por contra los irundarras contaban con la suerte de acertar en ataque y saber parar al contrario en defensa, además de contar con el portero Rangel que estuvo sensacional con un 40% de aciertos.

El cuadro navarro a pesar de verse superado en juego intentó durante algunos minutos meterse en el partido y lo hizo recortando ventajas que parecían imposibles. Al descanso se llegaba con un esperanzador 12-15.

Al principio del segundo tiempo 14-15 pero a partir de ahí una vez más llegó la debacle, el Bidasoa como una apisonadora abrió la lata y puso un 15-22 en el minuto 46 que sentenciaba prácticamente el encuentro.

El equipo de Iñaki Aniz estuvo más de 10 minutos sin marcar.Unas veces por pérdidas de balón y malos pases,otras por paradas de Rangel y poca convicción lo cierto es que pasaron demasiados minutos sin marcar. Esto ante un rival como el Bidasoa enchufado y en un buen momento de juego se paga caro.

La decepción se dejó notar también en la grada que se conformó con lo que veía y se mostró fría, como suele ser cuando el equipo no transmite nada.

Vamos a pensar que esto ha sido un accidente. Primer partido de la segunda vuelta que nos ha cogido fríos. Este equipo no tiene nada que ver con el que jugaba al final de la primera parte de la competición. Por eso hay que darle un margen de confianza y esperar que se reafirme en lo que sabe hacer.

Está claro que el equipo puede y debe dar mucho más de sí porque lo ha demostrado.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Tarde aciaga del Anaitasuna