Blog / Balonmano de casa

Un recuperado Anaita marcó la diferencia en Irún

Por José Javier Iso 29 Abril, 2018 - 15:09

Comentario del periodista José Javier Iso, después del partido de la liga asobal Bidasoa - Helvetia (26-30).

El Helvetia Anaitasuna y el Bidasoa Irún se enfrentan en partido correspondiente a la vigésima segunda jornada de la Liga Asobal. PABLO LASAOSA 03
El Helvetia Anaitasuna y el Bidasoa Irún se enfrentan en partido correspondiente a la vigésima segunda jornada de la Liga Asobal. PABLO LASAOSA 03

El Helvetia dejó claro en la pista de Artaleku que hoy por hoy es muy superior al Bidasoa. Le ganó por 26-30 que no hace realidad de lo que se dejó ver a lo largo del partido porque la superioridad llegó a marcar hasta 10 tantos de diferencia.

Los objetivos de los equipos era muy distintos. El Anaita lucha por mantener el quinto puesto que le dé opción para Europa y el Bidasoa lo hace por el octavo puesto que le podría librar de dos rondas de la Copa del Rey. El primero lo mantiene conservando dos puntos de ventaja sobre el Ciudad Encantada y se desquita de otro rival directo como el Balonmano Huesca. El segundo se va a 4 puntos de su objetivo y pierde sus aspiraciones.

El equipo de Juanto Apecechea realizó un buen partido. Sólo tuvo el marcador en contra al inicio del encuentro con un 1-0. A partir de ahí no hubo tregua, el siete navarro marcó la diferencia no muy abultada en los primeros treinta minutos, con 4 goles máximo,pero al descanso con un 10-12.

El Anaita salió a por todo en el segundo tiempo. A los 5 minutos ya tenía recuperado el terreno perdido de los 4 tantos y se fué directo a por el partido abriendo diferencias de un 15-22 y un 18-28 a falta de ocho minutos para el final. Arrolló a un rival que dejó claras evidencias de problemas en ataque y lo que es más importante dejó bien patente la diferencia que existe entre ambos equipos. El Bidasoa aún pudo maquillar el resultado final con un 26-30.

Juanto Apecechea destaca siempre la igualdad de equipos en la liga Asobal pero lo cierto es que cuando cada uno muestra su verdadero potencial esa igualdad no es real. Lo hemos visto en varios encuentros y la muestra volvió a mostrarse en Artaleku. Hasta el técnico del equipo contrario le reconoció diciendo "es un equipo que tiene otro nivel y lo ha demostrado".

El equipo navarro se ha recuperado físicamente y volvió a ser un equipo fuerte en defensa, en portería con 12 paradas de Sergey Hernandez en el primer tiempo y con un ataque muy eficaz. Ahora está en disposición  y forma para afrontar la copa del Rey que comienza el viernes frente a la Rioja en Madrid. Suerte. Del otro capítulo (entrenador y directiva) ya hablaremos.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un recuperado Anaita marcó la diferencia en Irún