• domingo, 25 de julio de 2021
  • Actualizado 12:47

 

 
 

Blog / Balonmano de casa

Quique Domínguez busca la 'gloria' con su equipo

Por José Javier Iso 09 junio, 2021 - 14:45

La temporada del balonmano se cerró con muchos nubarrones en la segunda parte de la competición para el Anaitasuna, que va a continuar con la misma base del equipo.

El Helvetia Anaitasuna se enfrenta al Puerto Sagunto en Pamplona. PABLO LASAOSA
El Helvetia Anaitasuna se enfrenta al Puerto Sagunto en Pamplona. PABLO LASAOSA

El equipo navarro se presentaba a la competición con muchas incógnitas debido a la apuesta por la cantera. La liga con 18 equipos, con los problemas de la covid y sin saber cómo iba a ser el calendario total de la temporada, con 4 descensos para el final y con nuevo técnico dejaban muchas dudas en el aire.

El inicio era fuerte. Recibía a los mejores (Barça y Bidasoa) para levantar el telón. Como era de esperar, dos partidos, dos derrotas, pero la segunda muy apretada. Los puntos comenzaron a llegar en la tercera jornada, y comenzamos a ver un equipo alegre, con buen juego y ganador.

La primera sorpresa positiva llegó en León dónde se impuso al Ademar sin paliativos. Más adelante pudo con equipos como Huesca, Granollers y La Rioja, conjuntos con muchos más medios y más calidad en los jugadores de sus filas.

Diciembre cerraba la primera parte de la liga y, en ésta, el equipo había conseguido 19 puntos. Eran 19 puntos que le colocaba en el 8º puesto de la tabla. Un balance muy positivo y que dejaba muy buenas sensaciones para la segunda vuelta.

Febrero abría la puerta de la segunda parte de la competición. Primer partido aplazado por la pandemia, uno de los problemas de esta temporada que ha tenido en vilo a todos los equipos, aunque el Anaitasuna lo ha llevado bastante bien.

Se reiniciaba la liga frente al Barça con un 40-23 nada menos. Muy lejos del 18-31 de la primera vuelta. No obstante, comenzaron a sumar puntos y en los primeros 8 partidos lograban 9 puntos, uno más que en la fase anterior. Habían logrado partir la liga en dos y asegurarse prácticamente la permanencia para una temporada más.

A partir de aquí llegaron los problemas. Primera lesión importante de Torriko que veía cómo se le había terminado la temporada y dos semanas después la de Antonio Bazán que corría con la misma suerte que su compañero.

Bajas de dos hombres que se sumaban al cansancio del equipo y que impedían sorprender a los rivales de mayor nivel como Granollers, Ademar, Huesca y Rioja. En los últimos 10 partidos sólo se consiguieron 5 puntos.

Faltaron 4 puntos para optar al octavo puesto de la clasificación. El juego se mostraba irregular. No existía la alegría de la primera vuelta. Se ganaba por la mínima y dejaban un sabor agridulce en los aficionados, que se habían perdido los mejores partidos por la pandemia. En suma, una temporada con dos caras. Una muy buena y otra que deja bastante que desear.

Al final conocíamos la marcha de tres jugadores, Bolts, Fischer y Dashko. Éste último no ha tenido muchas oportunidades con el técnico. Bolts ha sido un buen guardameta que ha salvado muchos puntos y Fischer ha cumplido en la faceta defensiva bien.

El cuerpo técnico se ha dado prisa en cubrir las bajas. Juan Bar, internacional argentino, suplente del Cuenca y por las referencias que tenemos portero con buena proyección pero no mejor que Bols.

Nicolás Bonano, ha estado en el Bidasoa de Irún. Buen especialista defensivo. Se cubre puesto por puesto al sustituir a Fischer. Sólo hace falta que aporte algo más en ataque que su predecesor.

Arthur Pereira, lateral zurdo que viene del Guadalajara. Buen fichaje. Jugador con experiencia en la Asobal, joven y con buen lanzamiento, goleador. Un acierto.

Quique Domínguez decía estos días que han rozado la gloria y que van a ir a por ella. El equipo está perfilado, si no cerrado, ahora queda recuperación, trabajo y ver si se cumplen las filosofadas del “mister”.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Quique Domínguez busca la 'gloria' con su equipo