Blog / Balonmano de casa

Pudieron ser dos puntos pero se quedó en uno

Por José Javier Iso 08 octubre, 2020 - 11:23

El Anaitasuna obtiene su segundo empate a domicilio (27-27) ante el Guadalajara en un choque aplazado de la primera jornada de liga.

Ander Izquierdo en una acción de lanzamiento a portería ante la defensa del Guadalajara. Rafael Martín @ASOBAL
Ander Izquierdo en una acción de lanzamiento a portería ante la defensa del Guadalajara. Rafael Martín @ASOBAL

El Anaitasuna jugó en Guadalajara e hizo méritos para volver con los dos puntos en juego pero empató a 27 en un partido muy igualado.

Se jugaba el partido aplazado de la primera jornada. Había que visitar la pista del Guadalajara. Un rival que se nos hacía asumible, dado el juego y potencial mostrado por el Anaitasuna en los encuentros anteriores, pero los demás no son mancos.

Se trataba de una buena oportunidad para complicar la clasificación de un Guadalajara que necesitaba los puntos tras los resultados anteriores. Los de Quique Dominguez salieron con acierto y pusieron un 0-2 en el marcador ,dejando a entender al rival que no estaban dispuestos a regalar nada.

Mandaron en el tanteador hasta que llegaron las igualadas a 8, 9, 10 y 11. En la recta final del primer tiempo nuevamente se impuso el siete navarro y dejó un 12-14 que hacía pensar en un segundo tiempo favorable para él.

La segunda parte comenzó con un buen dominio navarro que abrió un hueco de 4 arriba con un 13-17 que prometía mucho,pero el Quabit no se rindió y logró reducir e igualar el marcador. La emoción llegó hasta el final tras varias igualadas. Izquierdo marcó el 27-26, pero tras el empate a 27 los locales protestaron de un gol fantasma que les privó de la victoria.

El equipo anaitasunista estuvo en su línea habitual. Jugó bien en defensa. En muchos momentos se tuvo que emplear a fondo, con
intensidad. Muestra de ello es la roja que le mostraron a Bazan cuando el marcador reflejaba un 23-25. mediada la segunda parte. Bols bajo los palos tuvo su importancia también al realizar un 30% de paradas.

En ataque cabe reseñar el buen momento de Ander Izquierdo con 9 tantos en su haber, amén del juego que despliega y que sirve de contagio para el resto. El juego de defender uno a uno se empleó en dos ocasiones. La primera sorprendió a los locales y lo pagaron, pero en la segunda no dió el mismo resultado y los locales lo contrarrestaron.

Un punto es bueno al sumarlo fuera de casa. Un punto que pudieron ser dos por el dominio en ciertos momentos en juego y tanteador, pero que al final hay que darlo por bueno.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pudieron ser dos puntos pero se quedó en uno