• lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 10:08

 

 
 

Blog / Balonmano de casa

La fiesta se empañó con la derrota

Por José Javier Iso 29 noviembre, 2015 - 20:40

Helvetia Anaitasuna se clasifica para la fase de grupos de la Copa EHF.

El Helvetia Anaitasuna logró el pase a la fase de grupos de Europa.Vaya desde aquí nuestra más cordial felicitación.

Lo logró pero perdió en casa ante el Initia Hasselt por 2(24-26). Quién lo iba a decir. Cabe preguntarse cómo este equipo pudo ganar de 8 en la pista belga jugando como lo hizo aquí.

Mal por donde quiera que se mire. Daba la impresión de no querer, ni creer en la victoria. Volvió el equipo a dar esa cara mala que nos deja,atónitos,pensando qué pasa,o que piensa este equipo en cada partido que juega.Uno lo hace bien,otro a medias y cuando piensas en lo mejor te ofrece lo peor.

La defensa fue un hazmerreir, sobre todo en la primera parte. Se agrupaban los jugadores en una zona desprotegiendo la otra.El Initia los bailaba como querían.Los ocho tantos de ventaja se veían reducidos a 4 y con riesgo de aumentar. Parecía no importarles mucho.

En la segunda parte hubo una mejora, en principio de la defensa, pero con un ataque muy cansino. Hasta los 15 minutos de esta segunda mitad el Anaita no se había puesto por delante en el marcador. Bien por el resultado, pero es que a partir de aquí falló también el ataque permitiendo al siete belga distanciarse de nuevo hasta 3 tantos.

Dio la impresión de que el equipo no quería ganar. Seguimos con lo de siempre. Una de cal y otra de arena. Algunos jugadores que se esconden. Hay quién busca el aplauso de la grada y se olvida de que el balón sigue corriendo.

Muchas cosas en las que tiene que trabajar Juanto Apecechea. Mucho trabajo y, como decíamos en otras ocasiones, poco tiempo porque la liga vuelve y lo hace este miércoles frente ni más ni menos que el Ademar. Casi nada.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La fiesta se empañó con la derrota