• miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 04:13

 

 
 

Blog / Balonmano de casa

El Anaitasuna sigue fiel a lo suyo y ganando

Por José Javier Iso 21 marzo, 2021 - 18:27

Nueva victoria del conjunto navarro en la catedral, ante el penúltimo, por 28-22 con cambios que no dejan de sorprender al espectador.

El Anaitasuna se enfrenta al Villa de Aranda en Pamplona. PABLO LASAOSA
El Anaitasuna se enfrenta al Villa de Aranda en Pamplona. PABLO LASAOSA

Los partidos no tienen nada de fáciles sobre el papel a pesar de la posición de cada equipo en la tabla. La igualdad de fuerzas es muy similar, pero las circunstancias del riesgo al descenso marcan el devenir de muchos partidos.

El partido frente al Villa Aranda no era muy distinto al resto. Eso si, contaba con la diferencia que puede existir en este momento de moral de uno y otro equipo por su situación clasificatoria.

Los locales salieron sorprendiendo por el siete inicial. Normalmente son Izquierdo, Del Arco y Edu quienes juegan en la primera línea, y con un buen resultado. Quique Domínguez prescindió de Juan del Arco en este inicio para dar paso a Torriko y dejar al primero sólo en labores defensivas.

La igualdad en juego y desaciertos fueron una tónica general de esta primera parte que resultó reflejada en el marcador con un 12-11 al final de los treinta minutos iniciales.

Las sorpresas estaban por llegar. El técnico navarro salió con una defensa 3-3 que rompió los esquemas del rival.  Logró una ventaja de 4 tantos que resultó imposible de remontar para el equipo burgalés.

La segunda parte comenzaba con sorpresa pero terminó con más imprevistos porque Rusland Dashko  tuvo muchos minutos en los que marcó nada menos que cinco tantos. Buenos minutos del jugador que ha tenido que pasar lo suyo para no aparecer hasta ahora en la competición.

Capítulo aparte es la entrada en los minutos finales de Adrián Ortiz que debutó en la Asobal con dos buenas acciones- La primera sin culminar en gol pero la segunda marcando el tanto que cerraba el partido. La cantera cuenta y da producto.

Lo mejor sin duda del partido estuvo en las variantes que empleó el técnico y que dieron un buen resultado. Sobre todo las del segundo tiempo porque en la primera media hora hay errores que se deben corregir.

Los contragolpes no se pueden desperdiciar, y en esos treinta primeros minutos se dieron tres perdidos por, posiblemente, falta de concentración. Queda corregir las malas finalizaciones en ataque que se repiten en los primeros tiempos y que dan a alas a los contrarios cuando vemos que los partidos pueden quedar casi sentenciados.

Hablar de fallos cuando el partido se ha ganado no viene mucho a cuento, pero son fallos que se repiten con asiduidad y que deben corregirse.

El Anaita sigue haciendo un baluarte de su pista. Ahora viene partidos mucho más exigentes sobre el papel, pero son partidos en los que vamos a ver el verdadero potencial del equipo. Un equipo que busca y puede lograr puestos de gran futuro.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Anaitasuna sigue fiel a lo suyo y ganando