• jueves, 26 de mayo de 2022
  • Actualizado 20:52

 

 
 

Blog / Balonmano de casa

Anaitasuna regaló demasiado ante el Bidasoa (32-35)

Por José Javier Iso 06 febrero, 2022 - 13:34

Los guipuzcoanos se llevaron un partido que no supo, ni pudo, apuntillar el cuadro local.

Juan del Arco Partido entre el Anaitasuna y el Bidasoa Irún jugado en el Pabellón Anaitasuna de Pamplona. MIGUEL OSÉS
Juan del Arco Partido entre el Anaitasuna y el Bidasoa Irún jugado en el Pabellón Anaitasuna de Pamplona. MIGUEL OSÉS

La vuelta a la competición de Anaitasuna en la liga Asobal comenzaba con un partido de rivalidad entre navarros e irundarras. Estos últimos acostumbrados a ganar, volvieron a hacerlo en la 'catedral' gracias en parte a los errores del siete anaitasunista.

El primer tiempo estuvo muy nivelado. Los empates se repetían una y otra hasta el minuto 25. Sólo de aquí al final del primer periodo el 'Anaita' llevó ventaja de dos tantos con un 17-15.

En esta primera parte se perdonó demasiado. En los primeros diez minutos se perdieron 3 pases al extremo más otras pérdidas de balón que suponían un regalo para el rival.

Las paradas de Juan Bar y los siete goles de Del Arco mantenían a raya a un Bidasoa que tampoco supo romper el juego a su favor. Los visitantes cayeron en el defecto de faltas en ataque que en los primeros veinte minutos ascendían a cuatro.

La ventaja de dos tantos aumentó a tres al inicio de la segunda mitad, pero un parcial de 1-5 en siete minutos le llevó al Bidasoa a colocarse con un 20-21.

El cuadro local se vio superado con otro parcial de 1-4 (22-25). No obstante el equipo de Quique Domínguez lo intentó de nuevo pero al final no pudo con la mayor experiencia y veteranía de los visitantes.

El técnico navarro jugo los últimos minutos con siete hombres en ataque, a veces sale bien, pero los de Irún no se dejaron sorprender y se llevaron los puntos una vez más.

El partido dejó buenos datos, algunos inmejorables, como por ejemplo los 12 goles anotados por Juan del Arco. También hay que reseñar el esfuerzo de Meoki a lo largo del partido pero sobre todo al final intentando lo irremediable.

Iñaki Martinez  suplió a Bar y lo hizo con cuatro paradas. Redondo volvió a contar con muchos minutos y lo hizo bien sumando cuatro goles para el equipo.

La parte negativa sin duda hay que señalarla en los fallos en los pases y pérdidas de balones que al final minan el esfuerzo realizado y benefician en exceso al rival.

Hay que pasar página y pensar en lo que viene. Semana cargada con partido de copa el miércoles y liga el viernes de liga en Cuenca. Mucho tajo en pocos días.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Anaitasuna regaló demasiado ante el Bidasoa (32-35)