• domingo, 18 de abril de 2021
  • Actualizado 04:51

 

 
 

Blog / Balonmano de casa

El Anaitasuna muestra sus debilidades y pierde en casa

Por José Javier Iso 04 abril, 2021 - 18:55

El Cuenca pasó por la “Catedral” y se llevó los puntos, rompió la racha anaitasunista en casa y le aleja de los puestos de privilegio.

El Helvetia Anaitasuna se enfrenta al Liberbank Cuenca en el Pabellón Anaitasuna. MIGUEL OSÉS
El Helvetia Anaitasuna se enfrenta al Liberbank Cuenca en el Pabellón Anaitasuna. MIGUEL OSÉS

El segundo partido consecutivo frente a rivales de su nivel clasificatorio han dejado en evidencia al equipo de Quique Domínguez. No por el esfuerzo de sus jugadores, sino por su bajo porcentaje de acierto en ataque.

Nada que decir sobre el rival. El Cuenca es un buen equipo y lo está demostrando a lo largo de toda la temporada. Es de los de estar arriba y con un nivel de juego alto y efectivo. Salía como favorito en este encuentro pero siempre dependiendo de la tarde del cuadro local.

Los navarros aguantaron los primeros casi 25 minutos. No dejaron que el rival se fuera en el marcador, a pesar de que el ataque no estaban acertados. Se perdían ataques de manera incomprensible. Cuando no era Maciel, portero visitante, quien no permitía finalizar las jugadas porque paraba todo lo que le llegaba.

El alto porcentaje de paradas del guardameta visitante contrastaba con el bajo porcentaje de Bols que veía como le pasaban los balones a la red. Los cinco últimos minutos del primer tiempo marcaron la diferencia del partido. Los conquenses se distanciaron en cinco tantos para retirarse al vestuario con un 12-16.

Las contras locales tuvieron un incidencia importante en esta primera mitad. Chocarro y Gastón las supieron aprovechar aunque hubo más que se desperdiciaron. Los dos equipos sufrieron dos exclusiones consecutivas y el Anaita no supo sacar provecho de la superioridad a los 12 minutos y sí supo aprovechar su oportunidad el Cuenca en el minuto 22.

En la segunda parte de salida marcó el Anaita, pero a partir de aquí se acabó la gasolina. De un 13-16 a un 13-20 en los diez primeros minutos que dejaban prácticamente sentenciado el partido.

Quique Domínguez tardó en reaccionar. A los doce minutos pidió tiempo muerto y empleó una defensa de 3-3 que no le dio mal resultado, pero era demasiado tarde.

El partido dejó a la vista las deficiencias del cuadro navarro en ataque. Se repite lo acontecido en el partido anterior frente al Puente Genil. Es un factor que debe corregir el técnico para los sucesivos partidos.

La baja de Torriko se dejó notar en un partido como este. Un hombre que estaba en muy buena forma y que sabía mover el ataque de su equipo y además logrando romper la defensa contraria.

Como dato curioso queda el fallo de un penalti de Izquierdo que no es habitual en él. Sin embargo fue el máximo realizador con siete dianas en su haber. Al Anaita le bajan los humos equipos de su nivel clasificatorio y vamos a ver qué pasa en Granollers.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Anaitasuna muestra sus debilidades y pierde en casa