Blog / Balonmano de casa

El Anaitasuna mostró falta de ritmo y ambición

Por José Javier Iso 03 Febrero, 2018 - 21:35

Opinión del periodista José Javier Iso, después del partido de liga asobal Helvetia - Guadalajara (24-24), jugado en Pamplona.

El Helvetia Anaitasuna y el Quabit Guadalajara se enfrentan en partido correspondiente a la decimosexta jornada de la Liga Loterías Asobal. PABLO LASAOSA 17
El Helvetia Anaitasuna y el Quabit Guadalajara se enfrentan en partido correspondiente a la decimosexta jornada de la Liga Loterías Asobal. PABLO LASAOSA 17

Comenzó la segunda vuelta de la competición de la liga Asobal de balonmano y el Anaita recibía al segundo clasificado, el
Guadalajara, que se llevó un punto de la pista navarra al empatar a 24.

Había expectación por ver en acción  a los de Juanto Apecechea después de mes y medio de parón. Este tiempo se ha
aprovechado para realizar una mini pre temporada y de ahí el interés de ver cómo está el equipo. Queda mucha competición por delante y muchos partidos con un calendario muy apretado.

El partido tuvo muchos altibajos. Los locales,también los visitantes, se mostraron durante muchos minutos sin ideas claras sobre
todo en ataque. En defensa hubo de todo. Tuvieron que esforzarse para mantener la igualdad en el marcador que terminó haciendo justicia a lo practicado en la cancha.

Las diferencias en el tanteador nunca fueron grandes, mayoritariamente las alternancias fueron mínimas.Sólo un 19-22 hizo pensar en lo peor, pero el Anaita supo reaccionar y pasar a un 23-22.

No se puede decir todavía mucho de lo que puede dar el equipo en esta segunda vuelta, ni mucho menos en Europa. Lo que sí pudimos apreciar en este partido sería una falta de ritmo y de esa ambición que han tenido en otros encuentros de la primera vuelta.

La falta de ritmo se puede achacar al mes y medio de inactividad, pero la ambición es algo que al equipo no se le puede olvidar. La ausencia de una buena técnica se puede tapar con la lucha de principio a fin que han mostrado en otros encuentros.

El punto que suma en Anaitasuna es importante porque se trataba de la visita del segundo de la liga. Se consiguió entre otras
razones, por las buenas paradas de Nordlander que saltó a la pista en el minuto 53 y se convirtió en un revulsivo para su equipo en los minutos finales. Pero a este equipo le pedimos mucho más porque puede.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Anaitasuna mostró falta de ritmo y ambición