Blog / Balonmano de casa

El Anaita necesitado de oxígeno perdió en su última salida

Por José Javier Iso 19 Mayo, 2019 - 11:23

El Helvetia se desplazó a Guadalajara para disputar un partido con muy poco en juego. Los dos equipos sin opciones y con más ganas de cerrar la competición.

El Helvetia Anaitasuna y el Quabit Guadalajara se enfrentan en partido de la decimocuarta jornada de la Liga Asobal. MIGUEL OSÉS 5
El Helvetia Anaitasuna y el Quabit Guadalajara se enfrentan en partido de la decimocuarta jornada de la Liga Asobal. MIGUEL OSÉS 5

El Helvetia se desplazó a Guadalajara para disputar un partido con muy poco en juego. Los dos equipos sin opciones y con más ganas de cerrar la competición que de continuar sufriendo.

El cuadro navarro, a pesar de todo, salió con ganas y quiso demostrar su superioridad sobre el rival y lo consiguió en los 10 primeros minutos del encuentro. Se puso por delante en el marcador, de tres y dos tantos, pero poco a poco cedió y se vio igualado. Al descanso la ventaja resultó mínima (12.13).

El segundo periodo estuvo más nivelado, con repeticiones de igualadas y diferencias de uno hasta el minuto 20. La recta final  del choque se la llevó el cuadro local. Tiempo muerto y vuelta al juego, pero con un equipo que, a pesar de dos exclusiones consecutivas, supo buscar los fallos anaitasunistas y llevarse los puntos en juego por el 27-24. Curiosamente la diferencia más alta de los locales en todo el partido.

El encuentro dejó algunos datos positivos. La buena actuación de Bols, que no resultó suficiente para que sus compañeros aprovecharan al máximo esta labor. No estuvo a la zaga en este sentido J.J. Hombrados, genio y figura de este deporte. También hay que destacar que ambas defensas se mantuvieron firmes y fuertes a lo largo de todo el duelo.

Los de Iñaki Aniz acusaron el cansancio en los últimos minutos del enfrentamiento. La temporada llega a su fin y hace mella en los jugadores, pero además se les pudo notar el cansancio del viaje en el mismo día.

Como apuntábamos antes, ninguno de los dos se jugaba nada. Los objetivos ya están  cerrados. El octavo puesto para el Anaita era una utopía y el cuadro local tampoco podía alcanzar nada nuevo, salvo despedirse de su afición con una victoria.

Una jornada queda para el final de la temporada. Jornada que cerrará el Anaita en casa ante el BM Logroño. Un partido que servirá para despedirse equipo y afición y también algunos jugadores que abandonarán las filas del siete navarro.

Queda también la esperanza de ver un buen duelo, porque el encuentro puede estar marcado por la eterna rivalidad que mantienen ambos conjuntos. Por lo demás, todo está dicho en la temporada que acaba

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Anaita necesitado de oxígeno perdió en su última salida