Blog / Balonmano de casa

El Anaita borró al primer rival europeo

Por José Javier Iso 14 Febrero, 2016 - 17:58

Comentario del periodista José Javier Iso, después del partido Helvetia - CSM Bucarest (28-22).

El Helvetia Anaitasuna ganó su primer compromiso de la EHF frente al CSM Bucoresti. Ganó con amplitud, con comodidad y dando la impresión de ser un gran equipo. Anuló al contrario, sobre todo en la segunda mitad, y le superó, a pesar de ser mucho más corpulentos, en todo.

Los de Juanto Apecechea supieron estar en todo el encuentro. La primera parte fue local. Mandaban en el marcador y a pesar de que no les permitían marcharse lanzaban contras que sorprendían al contrario.

El equipo local estuvo contundente en defensa y, qué decir del mejor del partido, Sergei, su tarde de aciertos resultó fundamental para desarbolar a los visitantes. En pocas ocasiones hemos visto al portero anaitasunista tan acertado como en la tarde noche de ayer.

El segundo tiempo corrió también a favor del Anaita, pero en esta parte anuló casi por completo a su rival. Salvo el inicio, donde marcaron tres tantos, se vieron los rumanos superados en todo. No encontraban hueco para el lanzamiento, cuando lo hacían se los desbarataba Sergei. No pudieron con la defensa del 6-0 ni tampoco con la mixta planteada por los locales,

Vimos un Anaitasuna centrado, con fuerza y convencidos de lo que tenían por delante. Parecía un equipo cambiado. Lo de siempre, cuando quieren saben hacer las cosas, ¿porqué esas irregularidad de unos partidos a otros?.

El primer compromiso de la liga europea se ha salvado con creces, pero ahora toca luchar por la liga. Hay que volver al plato principal que tiene mucho contenido. Hace falta sumar puntos con los de la liga y buscar la seguridad para salvar la temporada. El calendario no para y entre liga y Europa entramos en una Zaragoza.

Te puede interesar
  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Anaita borró al primer rival europeo