Blog / WhatsApp en el camino

Los mensajes del domingo 15

Por Javier Leoz 15 mayo, 2016 - 8:36

1.WhatsApp de Pentecostés

¿Qué es ser cristiano? ¿Un simple bautizado? ¿Pertenecer a una Iglesia con la cual comulgo en lo que pienso desde una conciencia relativista o con una religión a la carta?

Pentecostés, a los 50 días de la Pascua, nos recuerda algo esencial: ser cristiano es TENER EL ESPÍRITU DE CRISTO, ES VIVIR GUIADOS POR EL ESPÍRITU SANTO.

Sólo con el Espíritu Santo podemos ser fuertes, como cristianos y como católicos, ante diferentes realidades que intentan desangrar, descafeinar o desvirtuar la esencia de nuestra vida cristiana. Ante lo indefinido o el riesgo de separar el evangelio de la Iglesia o a Cristo de la Iglesia, el Espíritu Santo nos garantiza y nos exige la común unión para que, lejos de dividirnos, busquemos la potencia en la hermandad.

Ojala que Pentecostés, además de vida e ilusión, nos aporte una gran dosis de fortaleza: para seguir adelante en el duro combate de nuestra fe. Para que no caigamos en el pesimismo o en la sensación de que, creer, ya no merece la pena o que, si creemos, hay que hacerlo en el ámbito privado y lejos del testimonio público.

2.WhatsApp de Codés

“Por Pentecostés, todos a Códes”. Así reza el viejo adagio que, entre otras cosas, nos empuja a tomar aire en las montañas altas donde, una Virgen pequeña, se hace grande en las personas que con fe se acercan a Ella.

En un paraje y paisaje vertiginoso, agreste y escarpado está enclavado este santuario mariano. Sirvió de cobijo para los soldados de Napoleón y, hasta el más famoso guerrillero “Espoz y Mina” hizo de este lugar su cuartel.

Hasta este lugar llegan numerosas peregrinaciones pero, qué duda cabe, es la del Domingo de Pentecostés la que hace que la Virgen y el Niño (siglo XVI) acojan los cantos, oraciones, súplicas y otros tantos sentimientos de los que se postran a sus pies.

Navarra es así. Tiene encanto, ensueño, fe y esperanza. Y, en Codés, sabe reanimar, reavivar y vivir su fe. Y es que, a sus 1400 metros de altitud (cima sobre la que está asentado el santuario) se suman la altura que cada peregrino quiere otorgar a su propia existencia. 

3.WhatsApp del Papa Francisco

“A veces algunos sienten más piedad por los animales que por las personas”. “La piedad equivale a compartir la tristeza de los otros para convertirla en alegría”. “A los jóvenes se les roba la esperanza y se les niega la posibilidad de poner en práctica su energía y creatividad”.

4.WhatsApp de las “diaconisas”. ¡Se lió!

Esta semana pasada el Papa Francisco mantenía un encuentro con más de 900 superiores y superioras generales de diversas congregaciones religiosas del mundo.

Al finalizar, en el turno de palabra, una Superiora General preguntó sobre la posibilidad de retomar el tema de las “diaconisas” (un papel que no está claro en sus orígenes) y que el Papa contestó con un: “crearemos una Comisión para estudiar qué hacían las diaconisas”.

Lo cierto es que, más allá de la polémica y de lo que cada cual entienda, resulta extraño que sea una Superiora General la que formule esta cuestión. Entre otras cosas porque, a mí como sacerdote y párroco, me ayudan multitud de mujeres que –sin ser Superioras Generales- sabrían desempeñar la misión de “diaconisas” (cuando el Papa nos aclare el qué hacían y qué tienen que hacer) mejor que las propias religiosas que, ya por su propia vocación, tienen el papel definido por sus respectivas fundadoras. O dicho de otra manera: las religiosas que se dediquen a mantener vivo el carisma de su propia congregación y que no mezclen churras con merinas.         

5.WhatsApp de “la tribu”

¡Caramba cómo están algunos políticos! Ahora, y por el hecho de que algunos/as están donde están, nos quieren hacer ver las excelencias del nacimiento y crecimiento en tribu: todo es de todos.

He estado más de 10 veces en “kibutz” en Israel y, poco a poco, he visto como ese estilo de vida ha ido decayendo hasta prácticamente convertirse en un reducto abocado al fracaso.

Cuando en España, para que haya relevo generacional, se necesitan una media de 714 nacimientos diarios, algunas políticas (con añoranza de tribu) nos proponen el método del “bombo de la lotería” en el cual cabe todo y sale lo que sale: a veces el gordo y otras veces nada. Y, casi siempre, la pedrea.

La familia, diga lo que diga esta señorita, es una estructura que además de aportar y ahorrar mucho a una sociedad decadente en muchos valores, es la mejor escuela y el mejor ambiente para nacer, crecer y desarrollarse. Por supuesto que tiene sus limitaciones pero, no desde luego, los riesgos que  acarrea el despropósito de esta regidora.

A este paso ya me veo olvidando el teléfono móvil para comunicarme con el cuerno tribal.  Qué manía, la de algunos políticos, de no solucionar problemas y crearnos más de los que tenemos. ¿O no?

6.WhatsApp del “arado de San Isidro”

Hoy, día 15 de mayo, celebramos a San Isidro. ¡Felicidades a todos los hombres y mujeres del campo! No estamos en el mejor momento para vivir de la tierra pero, la tierra, nos recuerda que sin ella no somos nada.

El arado de San Isidro, no hizo prodigios extraordinarios. Simplemente –allá por donde pasó- sembró semilla de eternidad. ¿A qué nos dedicamos nosotros? ¿A sembrar lo efímero o lo eterno?

Calderón de la Barca, el maestro Espinel, Lope de Vega y Guillén de Castro, entre otros, le cantan en versos inmortales. Las mesetas de Castilla quedarán siempre iluminadas y fecundadas con su sencillez y paciencia. No hizo nada extraordinario, pero fue un héroe que sembraba en la tierra una cosecha de eternidad. En su zamarra de labriego podría bordarse una cruz y un arado. Con letras de oro, ora et labora.

A todas las cooperativas (a decenas en nuestra comunidad foral), iniciativas, asociaciones, cofradías y a cada uno en particular. ¡Feliz día de San Isidro!

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los mensajes del domingo 15