• domingo, 16 de mayo de 2021
  • Actualizado 21:27

 

 
 

Blog / WhatsApp en el camino

3 de diciembre: ni más ni menos, el Día del Santo Patrón

Por Javier Leoz 20 noviembre, 2016 - 8:30

San Francisco Javier
El 3 de diciembre, Día del Santo Patrón, San Francisco Javier.

WhatsApp del Rey Atípico (Cristo Rey)

Con la fiesta de Cristo Rey llegamos al final del ciclo litúrgico. El próximo domingo estaremos ya en el adviento que nos llevará a la Navidad.

¿Cristo, Rey? ¡Sí! Un tanto extraño: trono de cruz, corona de espinas y cetro de caña. Por el contrario, a muchos años de distancia (el Papa nos lo recordaba recientemente) otros podemos correr el riesgo de “vivir como emperadores”. Incluso aquellos que fustigan a reyes.

Ojala, algunos de los que nos rigen aprendiesen algunas lecciones que tanto exigen a la Iglesia: sin ser reyes, a veces, actúan como si lo fueran.

Y es que, cuando uno deja de mirar al Rey de la Cruz, puede convertirse en madero pesado para los demás. Servir (sin ideologías sectarias) y amar (con corazón universal) es lo que necesita el mundo.

WhatsApp diocesano

Se está presentando y dando los primeros pasos con el PLAN DE PASTORAL DIOCESANO para los próximos años. ¿Cómo nos vemos? ¿Cómo nos ven los más cercanos? ¿Y los puntualmente católicos? ¿Y los potencialmente cristianos pero alejados? ¿Y los que hace tiempo marcharon y no volvieron? Un plan pastoral que, con interrogantes a todos los ámbitos comprometidos y distantes a la Iglesia Diocesana, nos darán pistas para futuras actuaciones. Hablar, escuchar, pedir, compartir y salir son cinco puntos de apoyo necesarios para una pastoral de encuentro y hasta de choque.  

WhatsApp del Papa Francisco

“Amen, bendigan y rueguen” (a los nuevos cardenales). “La Iglesia no es un equipo de futbol” (al finalizar el jubileo). “El señor dinero puede arruinar nuestra vida” (a los sacerdotes).

El laicismo del Día de Navarra

Llega el 3 de diciembre, y por si algunos lo han olvidado (especialmente el actual gabinete del Gobierno de Navarra) es festivo porque –en ese día- murió San Francisco de Javier en 1552 en Sancián, a las puertas de China.

Hace ya bastantes años que, este día, fue derivando en una exaltación de nuestra tierra (Día de Navarra). Unas veces la misa del Santo se celebró en la Catedral, otras en San Saturnino y –las más- en el Santuario de Javier rodeado todo, últimamente, de conciertos y actos civiles, que parecen querer ser los nuevos dioses de todo y en todo). ¡Ojo con el civilismo exagerado!

Con planteamientos “políticamente correctos” pero socialmente irreverentes, nos quieren hacer entender que el Gobierno no está para organizar la Misa del Santo Patrón (bien en su Castillo o en la Catedral). Bajo el paraguas del rancio laicismo se esconden otros planteamientos: deseo de aniquilar todo lo que suene a cristiano. Tampoco el Gobierno es musulmán pero bien que ha organizado una comisión para que los hermanos musulmanes tengan puertas  y ventanas abiertas en distintos ámbitos de la sociedad Navarra. ¿Misa de San Francisco no y otras cosas sí?

Frente a “el Gobierno es Laico” se impone otra perspectiva que es histórica y mucho más verdad: Navarra no lo es. Y el 3 de diciembre (con todos mis respetos) ni es el Día de Navarra, ni es día internacional del Euskera ni tan siquiera día de los “javieres”. Es, ni más ni menos, el Día del Santo Patrón. Una jornada que, entre unos y otros, la han ido descafeinando y despojándole de su identidad, de su señorío, de su contenido y sentido: un hombre, San Francisco Javier, que lo dio todo sin hacer ascos a Dios. Algunos de los que no quieren la misa pasarán a la historia como hombres y mujeres sin pan ni sal. Nada ofrecieron y mucho persiguieron.

El día 3, quien quiera celebrar al Santo Patrón, tendrá dos oportunidades como Dios manda: en el Castillo a las 12 del mediodía y a las 18 horas en la Catedral de Pamplona. Lo demás… distracción y más de lo mismo.

WhatsApp del agradecimiento

La mejor palabra que resume lo acontecido en Pamplona con motivo de la Clausura del Año de la Misericordia el pasado 13 de noviembre es un ¡GRACIAS! ¡Con mayúscula!

Todas las expectativas se quedaron cortas. Plaza Recoletas, Calle Mayor, Mercaderes, Curia y Catedral presentaban un aspecto festivo, identitario y lleno de convicciones.

Por unas horas (desde las 4 hasta las 10 de la noche) calles y plazas de Pamplona acogieron no sólo pancartas, ideologías o grafitis sino una jornada marcada por el fervor de miles y miles de personas que, además, dieron 20.000 euros para Haití.

Algún medio (tal vez su periodista llevaba lentes de minero) escribió que “centenares” aunque, al día siguiente, corrigió frente a la protesta de muchos navarros y lectores.

Gratitud al señor Arzobispo, Deanes de las Catedrales de Pamplona y de Tudela, Rectores de Santuarios y párrocos que acudieron con sus fieles (a miles) para hacer de ese día un evento histórico a todas luces. 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
3 de diciembre: ni más ni menos, el Día del Santo Patrón