Blog / El espejo de la historia

Navarra y la pandemia de gripe de 1918 (y V)

Por Javier Aliaga 18 septiembre, 2018 - 10:08

Esta última entrega de la serie está dedicada a los variopintos remedios que se utilizaron contra la gripe de 1918.

Algunos anuncios publicados en la prensa de Pamplona durante la epidemia de gripe.
Algunos anuncios publicados en la prensa de Pamplona durante la epidemia de gripe.

LA CIENCIA EN 1918 ANTE LA GRIPE

Hoy día, sabiendo que el agente causante de la gripe es un virus, pueden parecer desatinadas las medidas de contención de la gripe de 1918. Sin embargo, en la primavera de aquel año, cuando estalló la epidemia, se desconocía la existencia de los virus. Todavía se pensaba, erróneamente, que el origen de la enfermedad radicaba en una bacteria, el bacilo de Pfeiffer, denominado así por su descubridor que lo divulgó a los tres años de la gran gripe de 1889 –a consecuencia de la cual murió el tenor navarro Julián Gayarre-.

Téngase también en cuenta que, en aquel entonces, no se comercializaban antibióticos –Fleming descubrió la penicilina en 1928-, la medicina se encontraba inerme para combatir las infecciones de bacterias oportunistas surgidas por la debilidad de los contagiados. Ante aquel desconcierto no es de extrañar que autoridades y médicos recurrieran a remedios, a cada cual más extravagante e inefectivo.

DESINFECCIONES Y FUMIGACIONES

La obra de la Dra. Echeverri describe que se hizo un «uso indiscriminado de las desinfecciones», los viajeros fueron objetivo preferencial de las pulverizaciones con malolientes líquidos, algo que reflejó la copla aragonesa: «Al entrar en Zaragoza me quisieron fumigar y después de fumigarme no me dejaron entrar». El Ayuntamiento de Pamplona no escatimó esfuerzos en las desinfecciones; todo era sospechoso y susceptible de fumigarse: autobuses, coches mortuorios, edificios públicos (iglesias, escuelas, cárcel, la Meca, el Cuartel de Caballería) e incluso la correspondencia y la prensa que llegaba a la ciudad.

En la capital navarra, según Jesús Ramos, Higiene municipal «realizó 642 desinfecciones…de habitaciones y ropa de epidemiados… desinfectó 4 veces todas las cajas de escaleras, portales y cuadras de casas.» El coste de esta actividad supuso 4.000 pts.; es decir, un 15% de las 26.000 pts. obtenidas por suscripción pública.

YODO

Uno de los más fervientes partidarios de la utilización terapéutica del yodo contra la gripe fue el doctor Sobrino Alcalde que escribió varios artículos en prensa al respecto; recomendando previamente limpiar el aparato digestivo con un purgante, como el sulfato de sosa.

SANGRÍAS

La Dra. Echeverri escribe sobre las sangrías: «a las que parece eran muy aficionados los médicos españoles, también fueron muy populares durante la pandemia». Según el Dr. Velasco «no curó ni alivió».

LOS AJOS

El Diario Vasco del 17 de octubre publicó un remedio contra la “grippe” que reprodujo la prensa de Pamplona. «Don Luis Ayestarán vecino de Zarauz» escribió a diversas autoridades «dando cuenta de haber descubierto un remedio infalible contra la grippe. Consiste… en comerse crudos cierta cantidad de ajos durante 48 horas»

LA GRIPE Y LA PÓLVORA

El Pueblo Vasco se hizo eco de una insólita carta, publicada en un periódico de La Coruña, su excéntrico autor propone quemar «La pólvora, que es el mejor desinfectante» en las calles de manera «que tiene que parecer que arde la ciudad Advierte que si no lo hacen «serán muy pocos los que queden para contarlo». Añade «Es también bueno poner tres o más cañones, que con el sonido de sus disparos molesten la cabeza», cada cuarto de hora «para que las ondas atmosféricas se pongan en vibración. Cuanto más fuerte sea el cañonazo, mejor, porque los mismos enfermos encontrarán mejoría con las vibraciones de la sangre».

Los anuncios publicados en la prensa de Pamplona hicieron gala de ingenio y perspicacia para llamar la atención de la atemorizada población; los remedios, disponibles en distintas formas farmacéuticas, eran avalados por una supuesta rigurosidad científica.

Algunos anuncios publicados en la prensa de Pamplona durante la epidemia.

CARAMELOS

La Farmacia Negrillos de Pamplona hizo una machacona campaña publicitaria, casi a diario, para promocionar la venta de caramelos prodigiosos: «TOS bronquitis, grippe, asma, coqueluche curada o aliviada con un solo paquete de CARAMELOS DE HEROÍNA BALSÁMICOS. Medicación eficaz, agradable, inofensiva y económica. 2 reales paquete. Farmacia Negrillos. Pamplona. Para los Catarros Fiebres catarrales y afecciones sencillas de los bronquios y pulmones no hay nada mejor que los CARAMELOS de BÁLSAMO DE TOLÚ y ACÓNITO».

EL ALCOHOL Y LA GRIPE

En la revista España Médica de la época encontramos un artículo de La Presse Medical «El alcohol es útil bajo forma de ron, cognac, champagnereduce la duración de algunos casos de gripe», fue el remedio más socorrido e internacional. Uno de los anuncios fue: «¡¡CONTRA LA GRIPPE!! Comerciantes, Industriales, hombres de negocio y cafeteros. Dense prisa para surtirse del insuperable coñac REAL TESORO cuyas existencia en Navarra están a punto de agotarse, en virtud de la recomendación que vienen haciendo los distintos médicos y facultativos para precaverse de los efectos de la “grippe”, y cuando ésta se deja sentir, para cortarla de raíz…»

La combinación café y alcohol tuvo un infalible éxito popular, publicitándose: «RECETA CONTRA LA GRIPE. Remitida de Zaragoza. Trabajar poco. Comer mucho. No probar el agua. Tomar sin tasa cafés Costa Rica y hacerse gárgaras con el vino del año 1880, especial para enfermos, de Casa Tejero de Cosuenda. -Pueden ingerirse las gárgaras-.» Café Costa Fría tuvo otro anuncio con ron: «Leña al frío y sin miedo a la gripe. Tome usted buena taza de café COSTA RICA para desayuno, con buena copa de Ron CAPITÁN. »

Otro módulo frecuente en la prensa fue: «GRIPPE Vuestra convalecencia será breve y completa si tomáis VINO PINEDO. Reconstituyente energético, tónico cardiaco"

DESINFECTANTES Y ANTISÉPTICOS

Entre todos los anuncios de desinfectantes, el más singular fue la solución Sanolan -consistía en un aparato y su esencia-. Véase el gráfico, donde el desinfectante está representado por un soldado que impide la entrada de la muerte. «¡Aquí no entra usted! El SANOLAN está de guardia. Si quiere usted evitarse las molestias y el peligro del contagio de la reinante epidemia de grippe adquiera hoy mismo un aparato de “SANOLAN” con su esencia, que por ser un poderoso desinfectante le evitará toda clase de enfermedades contagiosas»

Un producto que prevalece en la actualidad es Foret, con la epidemia se anunciaba así: «Enjuáguese usted una o dos veces al día con Agua Oxigenada Neutra “Foret” y se preservará de la GRIPPE y enfermedades infecciosas. Atención al engaño: No confundir el AGUA OXIGENADA NEUTRA “FORET”, con el sinnúmero de falsificaciones expendidas sin garantías…»

El sempiterno Zotal hizo su agosto con la epidemia, el Ayuntamiento de Pamplona llegó a utilizar más de 2.000 litros de este desinfectante. Su publicidad, en distintas versiones, se basaba módulos sencillos, como: «LA EPIDEMIA reinante se evita desinfectando con ZOTAL»

Un curioso efecto del algodón Forman: «PARA IMPEDIR LA GRIPPE nada mejor que el ALGODÓN FORMAN que introducido en las fosas nasales produce un desinfectante que mata los gérmenes e impide dicha enfermedad.»

ANTIGRIPALES

La aspirina que se comercializaba en Francia como L´Aspirine Usines du Rhône, se anunciaba en Pamplona como Rhodine: «REUMATISMOS, GRIPPES, JAQUECAS, NEURALGIAS, DOLORES DE MUELAS RHODINE (éter acetílico del ácido ortooxibenzoico) en tubos de 20 comprimidos de 1/2 gramo, de la Société Chimique des Usines du Rhône. Paris. DE VENTA EN FARMACIAS Y DROGUERÍAS. »

Algunos remedios eran descaradamente esperanzadores, como Pulmogenol que evitaba, nada más y nada menos, que la gripe y la tuberculosis: «¿TOSE USTED? Tiene catarro, ronquera, bronquitis, opresión de pecho o expectora con dificultad? PULMOGENOL Del Doctor CUERDA cesarán todas esas molestias y evitará la gripe y la tuberculosis. Premiado con medalla de oro, diploma de honor y gran premio.»

El antigripal especifico del Dr. Sacristán se anunció: «Grippe Cuantos señores médicos han empleado en la enfermedad reinante el ANTIGRIPAL del doctor Sacristán, con el que siempre encontraron inmediato alivio y completa curación, CERTIFICAN: Que esta preparación es la última palabra de la Ciencia para evitar la enfermedad y curarla en un solo día, evitando sus consecuencias. Se encuentra en todas las Farmacias a 2'25 pesetas el frasco...»

Si el remedio venía de lejos, era mejor visto: «Grippe. Para curar la tos consecuencia de esta enfermedad, tomar pastillas QUIT, que es el mejor desinfectante de las vías respiratorias. Elaboradas por “The Quit Laboratories”, de Londres. »

INHALADORES

Los sencillos inhaladores de mentol tuvieron su atractivo: «Contra la grippe. Para prevenirse del contagio de esa enfermedad se recomienda el uso de inhaladores de mentol. Precio 60 céntimos. De venta en la droguería de Marquina.»

Cualquier explicación científica era buena: «GRIPPE “QUIT” desinfecta continuamente el aire respiratorio, convirtiéndole en antiséptico ANTES DE PENETRAR EN NUESTROS PULMONES, rechazando los microbios, causa principal de todas las enfermedades. Ningún germen puede existir en las partes esterilizadas por “QUIT”»

Otro de los productos milagros anunciados fue: «“RESPIROL-RIOSA” del Doctor Wagner es el más eficaz remedio curativo y preventivo, aspirando “RESPIROL-RIOSA”. El “RESPIROL-RIOSA” cura en breve GRIPPE, RESFRIADOS, CATARROS, RONQUERAS, IRRITACIONES de la GARGANTA, BRONQUISTIS, ASMA, LARINGITIS, DISPNEAS y todas las enfermedades de los órganos respiratorios. El “RESPIROL-RIOSA” está de venta en todas las Farmacias …»

CHOCOLATE

Desde que los descubridores españoles trajeron a Europa el cacao, han sido muchos los beneficios atribuidos al chocolate, a los cuales se sumó la prevención de la gripe: «Para librarse de la invasión de la enfermedad LA MODA hay que tomar por lo menos dos veces al día Chocolate Martín. Recomendado por las grandes eminencias médicas. Depositarios para Navarra José Casla y Compañía. Calceteros 8.»

RECONSTITUYENTES

Hipofosfitos de Salud basó su publicidad en el caso de un presidiario: «Un pobre preso en la cárcel de Lérida, que padecía de anemia grippal, ha recuperado sus fuerzas perdidas, aumentando el apetito y la alegría… gracias al empleo del Jarabe de Hipofosfitos de Salud… aprobado por la Real Academia de Medicina.»

Al final de la epidemia se publicitó la CARNE LIQUIDA como reconstituyente: «CONVALECIENTES DE GRIPPE Para recuperar rápidamente las perdidas fuerzas, vuestro mejor remedio lo tenéis en la, CARNE LIQUIDA del Dr. Valdés García TONICO-NUTRITIVO PODEROSO RECONSTITUYENTE. Cada cucharada equivale a 250 gr. de la mejor carne. No fatiga el estómago estimula el apetito. Se vende todas las farmacias y centros de específicos».

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra y la pandemia de gripe de 1918 (y V)