Blog / El espejo de la historia

'Timosoft'

Por Javier Aliaga 24 mayo, 2017 - 21:10

Proponemos un hecho histórico para que el lector adivine si se trata o no de una falsedad.

IBM PC modelo 5150 con dos unidades de floppy disk que IBM lanzó en agosto de 1981.
IBM PC modelo 5150 con dos unidades de floppy disk que IBM lanzó en agosto de 1981.

Verdadero o falso:

Microsoft desarrolló la primera versión del sistema operativo PC-DOS para el IBM PC. 

MICROSOFT

En los albores de la informática los ordenadores eran sistemas propietarios; es decir todos sus elementos, hardware o software, eran exclusivos de la marca y del modelo; por tanto, perfectamente incompatibles entre sí. En aquellos tiempos la marca de referencia era International Business Machines (IBM) y sus precios eran tan desorbitados que sólo eran asequibles a grandes corporaciones; inalcanzable para pymes, despachos y comercios.

El primer gran paso para la popularización de la informática, lo dio el mundo de la electrónica con la invención del microprocesador que integra todos los elementos inteligentes de un ordenador en un único chip. Pero quien lo materializó fue la empresa MITS, fundada por Roberts (Ed), que en enero de 1975 comenzó la comercialización del Altair 8800, un kit para ser montado por el usuario; basado en un microprocesador 8080 de Intel y con el bus S-100 que se convirtió en un estándar. Fue, según los americanos, el primer microordenador.

La sociedad Traf-O-Data formada por dos socios Gates (William Henry, apodo Bill) y Allen (Paul), desarrolló el intérprete de BASIC para el Altair 8800; Roberts acordó pagar 25 dólares, a modo de licencia, por cada Altair que vendiese. Con los beneficios Gates y Allen fundaron Microsoft.

Es bueno saber que franceses, canadienses e italianos reivindican haber logrado el primer microordenador antes que MITS; en cualquier caso, su impacto no es comparable al éxito del Altair 8800 que desbordó todas las previsiones. Muchos fabricantes siguieron la estela de este microordenador: IMSAI, Apple, TRS, Commodore, Atari… que dieron origen a los ordenadores personales.

IBM desengañado tras varios intentos con pequeños sistemas propietarios, decidió subirse al carro de la microinformática, para ello tenía que competir en precio; un desarrollo dentro de la casa hubiese elevado los costes. La única solución era el outsourcing o subcontratación de los desarrollos a distintas empresas.

Como IBM no llegó a un acuerdo con Kildall (Gary) de Digital Research, para incorporar su sistema operativo (SO), CP/M el estándar del momento, lo intentó con Microsoft. Gates engatusó a IBM de sus capacidades para llevarse el encargo. Sin embargo, Microsoft ni sabía, ni estaba preparada para realizarlo en el tiempo que requería IBM; solución: subcontratar, compró el desarrollo a Paterson (Tim) de la empresa SCP (Seattle Computer Products), que posteriormente lo integró en Microsoft.

La arrogancia y la falta de confianza en aquel segmento de mercado llevó a la todopoderosa IBM a cometer el gran error de firmar un contrato con Microsoft, por el que pagaría una licencia del SO por equipo vendido como PC-DOS; dejando la propiedad del mismo a Microsoft para venderlo a terceros como MS-DOS. Ingenuamente IBM se dejó escapar el gran negocio. El ordenador personal tuvo un éxito arrollador porque muchos fabricantes desarrollaron productos, software y hardware compatibles con el IBM-PC; convirtiéndose en el estándar del mercado. Los beneficios de Microsoft fueron tales que el pez chico se comió al grande.

El Microsoft de aquellos tiempos no se caracterizó por su innovación, siempre fue a remolque de los diseños de otras empresas. La técnica que aplicó fue análoga, si un producto triunfaba en el mercado (procesadores de textos, hojas electrónicas, bases de datos…) lanzaba uno similar que admitía datos procedentes del producto líder; cuando el producto Microsoft se asentaba en el mercado acababa fagocitándolo.

Microsoft se incorporó tarde a internet, pero cuando lo hizo empotró su navegador Explorer en Windows imposibilitando al usuario incorporar otro navegador. Las distintas demandas por práctica de monopolio, hicieron que reculase para que los usuarios pudiesen seleccionar otro navegador.

RESPUESTA A LA PREGUNTA PLANTEADA

Microsoft no desarrolló la primera versión del PC-DOS, sino Paterson de SCP. Por tanto el hecho inicial planteado es falso.

La actual lista Forbes de los hombres más ricos del planeta está encabezada por Gates. A pesar de esta posición, sus biografías ya no ensalzan el perfil de magnate, sino la de filántropo. Efectivamente, un porcentaje de su fortuna la dedica a proyectos de ayuda al tercer mundo, por lo cual fue galardonado con el Príncipe de Asturias de 2006. Lo que aparentemente podría ser muy meritorio, queda muy deslucido porque Microsoft obtiene beneficios evadiendo impuestos.

Concretamente en España la filial Microsoft Ibérica no factura directamente –salvo servicios- al cliente, lo hace su filial en Irlanda, recibiendo la filial española una comisión por la venta. De este modo Microsoft Ireland Operation Limited paga un 12,5 % en impuestos. En estos momentos Microsoft Ibérica tiene un contencioso con la Agencia Tributaria por disparidades en varios ejercicios que suman más de 30 millones de euros.

Pero ahí no acaban las triquiñuelas fiscales, la empresa de Gates realiza el llamado “Double Irish”; significa que tiene una segunda empresa irlandesa afincada en un paraíso fiscal, para exportar directamente sus beneficios y eludir impuestos en EEUU. Estas prácticas son habituales en multinacionales del sector de las tecnológicas y de las farmacéuticas.

No obstante, su falta de patriotismo en el pago de impuestos estadounidenses, lo compensa de otras formas. Sabido es que el software norteamericano para ser exportado tiene que obtener el aval de la National Security Agency (NSA). Se dice que a resultas de este trámite, la agencia de inteligencia introduce sistemáticamente en el software puertas traseras o “back-doors”, para que pueda ser controlado por la NSA. Es inquietante, pero totalmente factible, tal y como actúa el personaje de ficción Lisbeth Salander, de la trilogía de Millennium escrita por el sueco Larsson.

Las fuertes relaciones entre la NSA y la empresa de Gates han sido desveladas por el antiguo trabajador de la agencia Snowden (Edward), quien ha divulgado que Microsoft es el primer colaborador de la NSA en el proyecto ultrasecreto PRISM.

Hace unos días, el ciberataque del ‘ransomware’ WannaCry ha saltado a los medios por haber atacado todas las versiones de Windows, sean servidores u ordenadores personales. El balance es que 300.000 máquinas han sido afectadas en 150 países. Los medios atribuyen el problema a una vulnerabilidad de seguridad del SO; lo cual no deja de ser un eufemismo, cualquier sustantivo sería más apropiado: error, agujero, fallo, disfunción o bug (en inglés). Es una desvergonzada forma de evitar caigan responsabilidades sobre la compañía de Gates, que indudablemente alguna debiera tener.

Al final el pato lo paga dos veces el usuario: la primera al comprar un equipo con SO de Microsoft; y, la segunda al pagar el rescate (ramson) al secuestrador. Entre ambos, en moralidad hay poca diferencia, los distingue el modo de cobro: uno en euros, y el otro en bitcoins.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
'Timosoft'