Blog / El espejo de la historia

El mejor gol del Athletic de Bilbao: la Hacienda Foral vizcaína regala al club 15 millones de euros al año

Por Javier Aliaga 25 septiembre, 2019 - 9:43

La política benefactora del PNV con el Athletic contrasta con la de su marca blanca, Geroa Bai, en Navarra y sus desvelos para que desapareciera Osasuna.

Los jugadores del Athletic Club de Bilbao celebran su primer gol ante el Deportivo Alavés en el Estadio de San Mamés. EFE/Javier Zorrilla
Los jugadores del Athletic Club de Bilbao celebran su primer gol ante el Deportivo Alavés en el Estadio de San Mamés. EFE/Javier Zorrilla

Siempre se ha dicho que el futbol es un juego de 11 contra 11; pero eso hace mucho tiempo que ha dejado de ser verdad. No me refiero a la afición -jugador número 12- cuyo  apoyo es sano e inestimable, sino al poderoso “don dinero”. En el balompié cuando se inmiscuyen intereses económicos la lucha deja de ser un lance limpio tal y como preconizaba el barón de Coubertin.

Conviene recordar que la autonomía del País Vasco, ese Euskadi unido por la ikurriña, no lo es en cuestiones crematísticas: la pasta es la pasta. Cada provincia, apelando ser un Territorio Histórico, tiene sus recursos y por ende, su propia hacienda para hacer y deshacer a su antojo. Es exactamente lo que ha hecho la Hacienda Foral de Vizcaya. Aprovechando la estación estival, ha publicado el pasado 23 de agosto una reforma del IRPF en la que extingue el límite de 300.000 euros para la las rentas “notoriamente irregulares” –la Hacienda Tributaria de Navarra tiene uno equivalente-; el resultado es que los beneficiarios pasarán de un gravamen del 49% del común de los mortales a un 24,5%.

La medida se aprobó en la Diputación, con los votos favorables de los socialistas vascos (PSE) –socios del PNV en la Diputación y también en el Gobierno vasco-, con el pretexto de captar gestores de capital riesgo dispuestos a huir de la City londinense tras el Brexit. Por el momento, se desconoce cuántos de éstos podrán recalar en el Bocho, pero de entrada el primer beneficiado es el Athletic Club. La modificación no favorecerá a los jugadores que seguirán cobrando lo mismo. Sin embargo, lo que se reduce sustancialmente es la fiscalidad que irá en beneficio del club.  

Me explico, supongamos que un jugador rojiblanco cobra al bolsillo 4 M€, con la antigua norma el club asumía el coste total 7,4 M€ -impuestos incluidos-; tras la modificación menguará hasta 5,3 M€. Es decir, el club se ahorrará 2,1 M€, que es la cantidad que dejará de ingresar la Hacienda Foral de Vizcaya. Si extrapolamos a un presupuesto de 85 M€, se estima que el ahorro puede ser de unos 15 M€.

La Ley de IRPF de la Hacienda de Navarra tiene el límite de reducción de 300.000€, la vizcaína lo ha suprimido. .

Debido a la restrictiva política de fichajes del Athletic –según el origen del jugador-, no tendrá impacto en mercado de grandes estrellas de la liga. Ahora bien, indudablemente afectará a los equipos del resto de provincias del País Vasco -Guipúzcoa y Álava-, así como a Navarra, en particular a Osasuna. El  suplemento presupuestario que le ha llovido al Athletic de parte de los magnánimos diputados del PNV y del PSE, servirá para la compra de jugadores navarros y desbaratar, con más facilidad todavía, las huestes rojillas. En definitiva, el nivel de competitividad es profundamente desigual.

A tenor de la pasión con la que los vizcaínos viven las finales del Athletic, siempre se ha dicho que es una especie de religión. Lo que no se comenta es que el PNV alimenta y fomenta la devoción al equipo rojiblanco de forma inusitada, fundiendo el deporte con la viciada política. Es cierto que José Antonio Aguirre, primer lehendakari, fue jugador del equipo. De ahí nace el estímulo permanente al club con todo tipo de favores y privilegios como el gol tributario que han metido peneuvistas al alimón con los socialistas.

De todos los beneficios el caso más evidente es el flamante campo del Athletic, inaugurado en 2013; es la catedral del bochorno donde el dinero público prevaleció sobre lo privado. Para el proyecto se creó la sociedad San Mamés Barria S. L. con cinco socios: la parte pública 111 M€ (50M € Gobierno Vasco, 50 M€ Diputación y 11 M€ Ayuntamiento); el Athletic 50 M€; y la Kutxabank 50 M€.

La política benefactora del PNV con el Athletic contrasta con la de su marca blanca, Geroa Bai, en Navarra y sus desvelos para que desapareciera Osasuna. Ahora resta saber si Gobierno de Chivite apoyará un cambio tributario que permita al club rojillo contrarrestar las injerencias de los bilbaínos en la compra de jugadores. Nadie se haga ilusiones. Ni el PNV, ni el PSOE de allí son como los de aquí.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El mejor gol del Athletic de Bilbao: la Hacienda Foral vizcaína regala al club 15 millones de euros al año