• sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 00:00

Blog / El espejo de la historia

Los encierros de San Fermín no fueron siempre a la misma hora solar

Por Javier Aliaga 27 marzo, 2022 - 8:53

Este domingo adoptamos el horario de verano con un adelanto de una hora en el reloj, que reflejará automáticamente el smartphone. A lo largo de la historia, este cambio ha provocado un ajuste de los programas de las Fiestas de San Fermín, en esencia: el inicio del encierro y la corrida. Con todo, como veremos, no es cierto que los encierros sanfermineros se hayan corrido siempre a la misma hora solar.

Sexto encierro de las fiestas de San Fermín de 2019 con la ganadería de Nuñez ddel Cuvillo en el tramo final del callejón. MIGUEL OSÉS
El sol de la mañana entra al callejón de la plaza de toros durante el sexto encierro de las fiestas de San Fermín de 2019 con la ganadería de Núñez del Cuvillo. MIGUEL OSÉS

En 1901 España adoptó el Tiempo Universal Coordinado (UTC) para que el reloj coincidiese con la hora solar del meridiano 15° E. A principios del siglo XX los encierros comenzaban a las seis, tal y como indica la canción del ínclito Ignacio Baleztena (Premín de Iruña): “Levántate pamplonica, levántate dando un brinco porque han dado ya las cinco y el encierro es a las seis”. ¿Por qué y desde cuándo no es correcta la letra de esta canción?

Dejó de ser válida circunstancialmente en 1918 con el primer cambio horario de verano, denominado técnicamente como Daylight Saving Time (DST). El DST es un instrumento que se ha utilizado en épocas de penuria energética, caso de la escasez del carbón que sobrevino como consecuencia de la Gran Guerra. La España de Alfonso XIII se hizo eco de la medida por haber sido adoptada por diversas naciones, en especial nuestra vecina Francia.

En 1923 no hubo cambio horario, el encierro se corrió a las 6:00, a la misma hora solar que los actuales (Foto Luis Rouzaut, cortesía de la familia).
En 1923 no hubo cambio horario, el encierro se corrió a las 6:00, a la misma hora solar que los actuales (Foto Luis Rouzaut, cortesía de la familia).

Un Real Decreto fijó un adelanto de una hora (UTC + 1h) para el 15 de abril de 1918 con objeto de limitar el consumo a lo estrictamente indispensable”; el siguiente 8 de octubre, al retrasar el reloj una hora, se restableció el UTC. Atendiendo al cambio y para mantener la hora solar en los Sanfermines de aquel año, el Consistorio pamplonés pospuso 60 minutos el inicio del encierro. De manera que, por primera vez, el encierro se corrió a las 7 de la mañana. El cambio de horario se repitió al año siguiente, con el mismo inicio del encierro.

Sin embargo, no hubo horario de verano los años comprendidos entre 1920 y 1923. En 1924 también se decretó un DST; pero no así en 1925, debido a lo cual, éste fue el último año con un encierro a las 6 de la mañana, a partir de aquel año la canción de Baleztena no se ajusta a la realidad. En los años veinte hubo otros cuatro cambios de horario de verano seguidos, de 1926 a 1929. Hasta entonces los encierros en años con DST siempre comenzaron a las siete, manteniendo la misma luz solar. En octubre se volvía al UTC retrasando el reloj.

Salvando los encierros de San Fermín Chiquito en septiembre (1978, 1991, 1992 y 1993) en los que se ha disparado el cohete a las 9 de la mañana, ¿los encierros de julio, se han corrido siempre a la misma hora solar? La clave para comprobarlo está en la hora de comienzo de la corrida que es la que respeta la hora solar; un adelanto supondría que localidades de sombra estarían en sol, por el contrario un retraso ocasionaría que algunos asientos de Sol y Sombra se beneficiarían de sombra desde el paseíllo.

Con arreglo a ello, históricamente se han planteado tres binomios horarios que mantienen la hora solar: encierro a las 6:00, corrida a las 16:30 (UTC 0h); encierro a las 7:00, corrida a las 17:30 (UTC +1h); y encierro a las 8:00 con corrida a las 18:30 (UTC +2h). Es decir, se cumple la norma 10 ½: debe haber siempre una diferencia entre el inicio de encierro y la corrida de 10 horas y media.

Si analizamos la serie histórica, encontramos ocho anomalías que no se ajustan a dicha norma. De ellas, hay siete seguidas, de 1930 a 1936, que sin haber corrección horaria de verano, los encierros se siguieron corriendo a las 7 de la mañana (como en 1929); tuvieron, por tanto, una hora solar adicional -debieran haber sido a las 6, acorde a la canción de Baleztena-. En cambio las corridas de San Fermín se celebraron, eso sí, conforme al horario solar, a las 16:30.

Como ejemplo de los siete años anómalos de 1930 a 1936, en 1931 la corrida se celebró a las 16:30, mientras que el encierro se corrió, sin respetar la hora solar, a las 7 de la mañana.
Como ejemplo de los siete años anómalos de 1930 a 1936, en 1931 la corrida se celebró a las 16:30, mientras que el encierro se corrió, sin respetar la hora solar, a las 7 de la mañana.

No deja de ser una humorada que la Presidencia de la España franquista impusiese en marzo de 1940 una orden de adelanto del reloj de 60 minutos (UTC +1h), para que “el horario nacional marche de acuerdo con los de otros países europeos”. No creo que el dictador pensase en equipararnos con los países democráticos, más bien quiso sincronizar el reloj con la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. Pese a ello, en la famosa entrevista de la estación de Hendaya del 23 de octubre de 1940, Franco, para desesperación del fürher, llegó ocho minutos tarde.

En contraste con los cambios de verano anteriores, en 1940 no hubo reajuste en octubre, fue un viaje sin retorno, lo que significa que todavía vivimos con una hora de adelanto en invierno (UTC +1h) y dos horas en verano con DST (UTC + 2h), con respecto al huso horario geográfico que nos corresponde.

La Orden de Presidencia del 7 de marzo de 1940 para adelantar una hora, supuso que España salió del huso horario.
La Orden de Presidencia del 7 de marzo de 1940 para adelantar una hora, supuso que España salió del huso horario.

La dictadura promulgó DST de 1942 a 1946. Lo cual dio pie a la octava anomalía en los Sanfermines de 1942; existiendo dos horas de adelanto sobre la hora solar (UTC +2h), la corrida se celebró correctamente a las 18:30, pero el cohete del encierro se disparó a las 7:00 en vez de a las 8:00, con escasa luz -una hora solar de menos-.

El error se corrigió al año siguiente (1943) que, por primera vez, se corrió el encierro a las 8:00. En 1947 y 1948 no hubo DST, se corrió a las 7:00. En los años cuarenta con horario de verano (1943, 1944, 1945, 1946 y 1949) los encierros comenzaron a las 8:00. Ya no hubo más horarios de verano hasta 1974, por eso de 1950 a 1973 los encierros comenzaron a las 7:00.

La octava anomalía en los Sanfermines de 1942: la corrida fue a las 18:30, mientras que el encierro se corrió, sin respetar la hora solar, a las 7 de la mañana.
La octava anomalía en los Sanfermines de 1942: la corrida fue a las 18:30, mientras que el encierro se corrió, sin respetar la hora solar, a las 7 de la mañana.

En 1974 con la crisis del petróleo se promulgó un nuevo DST, lo que supuso dos horas de adelanto en verano (UTC +2h). Desde entonces se ha institucionalizado el horario de verano; en consecuencia, los encierros sanfermineros se corren, cumpliendo la norma 10 ½, a las 8 de la mañana y las corridas se celebran a las 18:30.

Tenemos el siguiente balance estadístico desde 1901, los encierros de julio se han corrido: 22 años a las 6:00; 45 años a las 7:00; y 50 años a las 8:00. De ellos, 109 años se iniciaron a la misma hora solar, 7 años con una hora solar de más y un año con una hora solar de menos.

Hace unos años el Gobierno de Rajoy planteo la derogación de la orden franquista para volver al huso horario que nos corresponde con Reino Unido y Portugal. En caso de que prospere la supresión del adelanto de 1940, y si se sigue adoptando DST, el cohete del encierro, conforme a la norma 10 ½, se dispararía a las 7 de la mañana y el paseíllo de las corridas se iniciaría a las 17:30.

Para finalizar, dejo la siguiente reflexión. Si hemos sacado del callejero cualquier atisbo del franquismo, también se han demolido símbolos y estatuas del régimen; no alcanzo a comprender por qué los políticos, y las políticas, no se ponen de acuerdo para derogar el decreto franquista de 1940 que condiciona nuestras vidas y fiestas.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los encierros de San Fermín no fueron siempre a la misma hora solar