Blog / El Perolas

¿El gran negocio de la recogida de alimentos?

Por Carlos Marañón 08 diciembre, 2016 - 22:36

La gran recogida de alimentos del pasado 25, 26 y 27 de Noviembre, organizada por la federación de bancos de alimentos de España, estableció un nuevo récord, la friolera de veintidós millones de kilogramos.

Inicio de una nueva edición de _La Gran Recogida_ del Banco de Alimentos en el hipermercado E.Leclerc. IÑIGO ALZUGARAY
Inicio de una nueva edición de _La Gran Recogida_ del Banco de Alimentos en el hipermercado E.Leclerc. IÑIGO ALZUGARAY

Una iniciativa que da esperanza en forma de solución a muchas familias; incluso a algún vecino muy cercano del que no sepamos su situación por la vergüenza que puede suponer socialmente. Reflexionemos sobre el pensamiento que la sustenta.

Miles de voluntarios que, en una sociedad donde no tenemos tiempo y la prisa nos gobierna, dedican cuatro horas de su vida a que la logística salga adelante con un costo asumible. Porque los bancos de alimentos tienen gastos, concretamente, como recoge su última memoria económica, 6.185.765,48€. Increíble cifra que refleja en euros la solidaridad, si fuera posible medirla. 

Pero, con su permiso y sin ningún tipo de acritud ni dobles intenciones, es hora de ponerse mundanos y hacer una cuentas.

Si tomamos los datos del Instituto Nacional de Estadística y establecemos la franja de habitantes por encima de 14 años y por debajo de 90 años como posibles compradores de comida para donar, tenemos 39 millones de posibles donantes. 39 millones que se reducen a 31,2 millones si quitamos el 22,1% que se encuentran en situación de pobreza, según los datos de Cáritas Diocesana y la Fundación Fossesa. Espeluznante dato. 2 de cada 10. Reflexionemos de nuevo.

Si restamos los voluntarios, quedan 31 millones de donantes para 22 millones de kilos. Una media de 0,7 kg por persona. Dato que se aproxima mucho al oficial de 0,72 kg por habitante.

Permítanme una licencia. Utilizar este cálculo validado por el dato oficial para la siguiente suposición.

En mi caso, doné una cantidad de unos 30€ en alimentos. ¿Poco? ¿Mucho? Siempre es poco cuando de ayudar se trata. 30€ a precio de venta al público en el que se incluye la ganancia del supermercado. Según datos económicos publicados, el beneficio neto de los supermercados se mueve entre los 2,9 euros y los 0,58. Una media de 1,74 euros por cada cien euros. Última cuenta, no desesperen. Si mis 30€ suponían unos 10 kilos de peso, se obtiene 3€ pvp por kilo que hacen un beneficio para el supermercado de 0,0522 céntimos por kilo. Con 22.000.000 kilos recogidos, 1.148.400 euros de ganancia.

Una cifra que ¿puede considerarse para las superficies donde compramos las donaciones un negocio? Estrictamente sí. Moralmente, es mucho más complicado.

Si está reflexión hace que los gigantes de la distribución se molesten y cierren sus puertas para esos días, mejor no despertar a la bestia. Aunque, ¿comprarían en una superficie que se niega a colaborar con los bancos de alimentos?

Un excelente camino para despejar la duda pasaría por una donación monetaria de esas superficies que, suponiendo buena la cifra calculada, cubriría un 10-15% del presupuesto total de los bancos de alimentos y supondría un 35% de desgravación fiscal al donante. Alguno puede argumentar que los genéricos están más económicos esos días pero suelo decantarme por productos que compro en mi casa habitualmente.

Si repasan el informe económico de los bancos de alimentos buscando esa donación monetaria, verán que la mayor parte de donaciones de las superficies es en especie. Esto, junto a las cuentas anteriores, acaban por generar una certeza y una incertidumbre.

La certeza es innegable. La gran recogida de alimentos es un gran y necesario "negocio" para que la ayuda desinteresada de los bancos de alimentos siga adelante. Un "negocio" en el que seguiré participando.

Y una incertidumbre, ¿es un negocio para las superficies?

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿El gran negocio de la recogida de alimentos?