• sábado, 22 de enero de 2022
  • Actualizado 13:41

 

 
 

EMPLEO

Los sindicatos, indignados con el Gobierno foral: no cuentan con ellos ni siquiera para elaborar un plan de empleo

UGT y CCOO critican que el Ejecutivo "haya ignorado a la patronal y a las organizaciones sindicales" y LAB ha mostrado su "sorpresa y malestar".

Los vicepresidentes de Desarrollo Económico y Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi y Miguel Laparra, durante la conferencia de este jueves en Pamplona. EFEVillar López
Los dos vicepresidentes del Gobierno, Manu Ayerdi y Miguel Laparra.

Los sindicatos han manifestado su indignación con el Gobierno de Navarra, presidido por Uxue Barkos, por presentar un nuevo plan de empleo para la Comunidad foral sin contar con ellos ni con con las organizaciones empresariales.

Así, UGT ha criticado que el Gobierno foral "haya ignorado a la patronal y a las organizaciones sindicales" en la elaboración del Plan de Empleo 2016-2019, una actitud, que según ha señalado, "no había adoptado hasta la fecha ningún Ejecutivo" en la Comunidad foral.

En esta línea, CCOO se ha mostrado "sorprendido" por "la presentación unilateral, por parte del Gobierno de un borrador muy elaborado de un Plan de Empleo, sin haberlo discutido y consensuado previamente con los sindicatos y las organizaciones empresariales". También han criticado el proceder del ejecutivo a la hora de trasladarse el documento de 155 páginas. "Se nos ha entregado esta misma mañana, poco antes de su presentación en rueda de prensa. No nos parece unas formas muy adecuadas para un trabajo en común en un tema tan importante como este".

LAB también ha trasladado su "sorpresa y malestar por el proceder" del Gobierno en Navarra y ha señalado que "además de no mantener siquiera las formas dando opción a conocer en profundidad a los agentes sociales y sindicales del plan antes de su presentación ante los medios de comunicación, tampoco ha contado con este sindicato para la elaboración del mismo".

"SUMISIÓN A DETERMINADOS PARTIDOS"

Según ha señalado UGT, "esta posición evidencia la sumisión del Ejecutivo a determinados partidos políticos que no creen en el modelo europeo de diálogo social y que quieren romper el marco de concertación construido en Navarra a partir del Acuerdo Intersectorial de 1995".

Un acuerdo que, para este sindicato, ha sido "un instrumento positivo, tanto para maximizar los beneficios y redistribuir la riqueza en tiempos de crecimiento económico, como para amortiguar los daños en momentos de crisis".

Según ha expuesto, "si esta marginación de los agentes sociales que protagonizamos la vida económica y las relaciones laborales se mantiene durante el periodo de tramitación del nuevo Plan de Empleo, reduciendo la participación de las organizaciones empresariales y sindicales a un mero trámite para salvar las apariencias, como nos tememos, corremos el riesgo de que se apruebe un plan con un extraordinario soporte teórico, pero con escasas conexiones con la realidad empresarial y laboral y las necesidades concretas de nuestro mercado de trabajo".

APELAN AL DEBATE

Pese a su indignación, CCOO ha señalado que estudiarán "detalladamente el documento, haciendo las aportaciones y críticas" que consideren que veamos necesarias. Así, también apuntan que "un Plan de Empleo, por la transcendencia que tiene y las medidas económicas y presupuestarias que necesita, se deben debatir prioritariamente dentro del Consejo de Dialogo Social".

La misma línea ha apuntado UGT, que subraya que "sigue creyendo que el mejor foro para lograr consensos sobre el Plan de Empleo es el Consejo de Diálogo Social de Navarra, un foro que, paradójicamente, el Gobierno presidido por Uxue Barkos está situando en vía muerta, pese a contar con la participación de la CEN y de los sindicatos mayoritarios y más representativos de nuestra Comunidad".

Mientras tanto, ha remarcado el sindicato, "el Gobierno Vasco intenta impulsarlo en Euskadi, contando también con la patronal, UGT y CCOO, sindicatos que en esta Comunidad no son mayoritarios, pero son los únicos dispuestos a negociar y acordar con el Ejecutivo que dirige Iñigo Urkullu".

Postura distinta mantiene LAB sobre el Consejo de Diálogo Social y se opone a su convocatoria pues lo considera "un foro comparsa de la patronal, que no responde a las necesidades de la clase trabajadora y que además en la actualidad no representa a la mayoría sindical de Navarra".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los sindicatos, indignados con el Gobierno foral: no cuentan con ellos ni siquiera para elaborar un plan de empleo