PREMIUM  DESBORDAMIENTOS

La punta de crecida del Ebro llega el domingo a Zaragoza con 1.300-1.400 m3/s

Se espera que los niveles alcanzados por el agua a partir de Castejón puedan ser, en promedio, entre 20 y 40 centímetros más altos.

El río Ebro, desbordado a su paso por Castejón.
El río Ebro, desbordado a su paso por Castejón.  

La punta de la nueva crecida ordinaria del Ebro llegará mañana domingo a Zaragoza con una caudal similar a la registrada hace apenas diez días, de entre 1.300 y 1.400 metros cúbicos por segundo, según las últimas estimaciones de la Confederación Hidrográfica (CHE).

Según informa la CHE, en estos momentos el caudal de todos los ríos de la cuenca del Ebro tiene tendencia descendente, a excepción del tramo del Ebro entre Gallur y el embalse de Mequinenza, donde sigue ascendiendo, y durante los próximos días no se esperan precipitaciones reseñables en la cuenca que puedan dar lugar a nuevos repuntes.

A tenor de las previsiones meteorológicas y los caudales observados en las últimas horas, se espera que siga aumentando el caudal del Ebro entre Pradilla y el embalse de Mequinenza y que el máximo en Zaragoza sea de 1.300-1.400 m³/s mañana a primera hora.

En el tramo bajo del Ebro, aguas abajo de Flix, se mantendrán caudales estabilizados en torno a 1.000-1.050 m³/s durante varias jornadas.

La CHE destaca que la crecida será de carácter ordinario en todos los tramos y muy similar a la que se registró hace apenas 10 días.

No obstante, advierte de que sus efectos en el tramo medio del Ebro pueden ser algo peores, ya que se espera que los niveles alcanzados por el agua abajo de Castejón (Navarra) puedan ser, en promedio, entre 20 y 40 centímetros más altos.

La CHE indica además que los niveles altos se mantendrán durante más tiempo que en el episodio pasado (más de 48 horas con caudales superiores a 1.100 m³/s frente a 32 horas el episodio pasado), y que los acuíferos se encuentran más saturados que en la crecida anterior.

El organismo de cuenca destaca que los caudales previstos son aproximados, ya que las crecidas naturales son procesos muy complejos en los que no se pueden controlar todas las variables implicadas, y que pueden variar si cambian las previsiones meteorológicas o se registran precipitaciones diferentes a las esperadas. EFE


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La punta de crecida del Ebro llega el domingo a Zaragoza con 1.300-1.400 m3/s