TRIBUNALES

"Los jugadores del Betis contaron los 400.000 euros en billetes en un garaje": así amañó Osasuna partidos de Primera

El exgerente del club rojillo ha relatado en el juicio celebrado en Pamplona cómo se compraron diversos partidos de Primera División. 

Los futbolistas Jordi Figueras y Xabier Torres en el comienzo del juicio por el Caso Osasuna; en el Palacio de Justicia de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Los futbolistas Jordi Figueras y Xabier Torres en el comienzo del juicio por el Caso Osasuna; en el Palacio de Justicia de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

En un garaje de Sevilla, los jugadores del Betis Xavi Torres y Jordi Figueras contaron los 400.000 euros en billetes que Osasuna les entregó a cambio de que los andaluces, que ya estaban descendidos, ganaran al Valladolid, que se jugaba la categoría. Había otros 250.000 euros previstos si los béticos se dejaban perder ante los rojillos en la última jornada. Los dos resultados amañados ocurrieron

El exgerente de Osasuna, Ángel Luis Vizcay, ha relatado con todo tipo de detalles como el club de Pamplona arregló partidos durante sus dos últimas temporadas dentro de la entidad rojilla para trata de evitar el descenso, algo que sí consiguieron en 2013 pero que no pudieron evitar en 2014. 

"Toda la directiva conocía los pagos a otros clubes porque las decisiones se tomaban en reuniones a las que asistían todos los miembros", ha declarado Vizcay ante la sección segunda de la Audiencia de Pamplona, que ha comenzado a juzgar esta semana a seis exdirigentes de Osasuna y a tres exjugadores del Betis por la compra de partidos. 

Para entender todo lo sucedido hay que recordar que Vizcay decidió confesar todos estos hechos en el otoño del año 2014 al presidente de la Liga, Javier Tebas, porque sospechaba que otros presidentes de Primera estaban sobre la pista de los amaños de Osasuna y porque las auditorias del club iban a reflejar los contratos falsos que el club rojillo había preparado para tapar y justificar las salidas de dinero. 

"Tebas no me prometió nada, pero me dijo que haría todo lo posible por que Osasuna no tuviese ningún tipo de sanción deportiva", ha confirmado Vizcay a preguntas de la fiscalía y de las distintas acusaciones y defensas que participan en las sesiones. 

Vizcay ha explicado que en Osasuna era muy habitual el uso de dinero en metálico proveniente de los ingresos de taquilla y de las ventas de la tienda del club, dinero que su utilizaba para gastos "corrientes" del día a día, que podían ser para proveedores, primas de jugadores de la plantilla o dietas de la directiva. 

Sin embargo, en mayo de 2013 Osasuna se encontraba en una situación delicada, por lo que la junta directiva presidida por Miguel Archanco decidió pagar a otros clubes y a sus jugadores para influir en los resultados y evitar el descenso de categoría. 

Vizcay ha reseñado ante el tribunal que en los últimos partidos de la temporada 2012-2013 el club rojillo abonó 150.000 euros al Valladolid para ganar al Deportivo de La Coruña, otros 150.000 euros al Betis por ganar al Celta de Vigo y 400.000 euros al Getafe por dejarse perder ante Osasuna. 

"Todo lo decidió la junta directiva de Osasuna y se contabilizó como gastos en las cuentas del club, incluidos otros 400.000 euros a primas de jugadores de Osasuna de esta temporada. 

El club rojillo no disponía en efectivo de todas estas cantidades, así que recurrió al cuñado de la Purroy, uno de los directivos, para que les hiciera un préstamo, que luego se le devolvió. 

Ya en la temporada 2013-2014, Osasuna volvió a la misma tesitura de jugarse el descenso en las últimas jornadas y recurrió de nuevo a la compra de partidos, aunque finalmente las cuentas nos salieron y el club descendió a Segunda

"La directiva hizo una prospección de lo que se había gastado el año anterior y se volvió a decidir gastar cerca de un millón de euros para pagar a otros equipos", ha resumido Vizcay, que ha confirmado que él estuvo presente en las reuniones de las juntas directivas que tomaron esta decisión. 

De esta manera, Osasuna contactó a través del directivo Txuma Peralta con tres jugadores del Betis, con los que acordó el pago de 400.000 euros por ganar al Valladolid en la penúltima jornada, a pesar de que los verdiblancos no se jugaban ya nada y al Valladolid le iba la vida. Ganaron 4-3. 

La entrega de este dinero se efectuó en un garaje de Sevilla, a donde el utillero del Betis, siempre según la declaración de Vizcay, llevó en una furgoneta al propio exgerente del club y a Txuma Peralta para entregar el dinero a los dos jugadores béticos presentes en la entrega, Xavi Torres y Jordi Figueras

"Ellos contaron el dinero y me dieron un teléfono de prepago para contactar en el futuro", ha resumido Vizcay, que ha explicado que hasta Sevilla viajaron con Diego Maquirriain, exdirector de la Fundación Osasuna, a quien ha exculpado de todo el fraude al considerar que nunca supo lo que ocurría, a pesar de que fue el encargado de llevar el dinero hasta Sevilla en tren. 

El exgerente de Osasuna, Ángel Vizcay, en el comienzo del juicio por el Caso Osasuna en el Palacio de Justicia de Navarra. ALZUGARAY

Vizcay también ha confirmado que a los jugadores del Betis se les pagaron otros 250.000 euros por dejarse ganar en la última jornada en El Sadar y que luego siguieron reclamando más dinero, aunque ya no se les entregó nada más. El exgerente de Osasuna ha reconocido que desconoce cómo se hizo el reparto del dinero luego entre los jugadores, si es que se llevó a cabo.  

Esa misma temporada, Vizcay ha mantenido que Osasuna entregó 250.000 euros al Espanyol por empatar el partido entre ambos equipos, algo que efectivamente ocurrió. Al Espanyol les servía con el empate y a los rojillos les venía bien el punto, aunque no les era suficiente. Vizcay ha reconocido que Osasuna trató de comprar la victoria, pero que el Espanyol no cedió porque no se aseguraba la permanencia si no era con un punto más. 

A pesar de todos los partidos que han salido a colación en el juicio y que supuestamente fueron amañados, la instrucción judicial del conocido como 'Caso Osasuna' sólo está juzgando el pago a los jugadores del Betis, que es sobre el que más indicios se encontraron y se ha podido seguir la pista, ya que la policía comprobó los movimientos de los jugadores a través de sus terminales móviles y confirmó sus encuentros con los directivos de Osasuna.

Para realizar el pago del partido entre el Betis y el Valladolid, Osasuna necesitaba 400.000 euros de los que en ese momento no disponía. "Se comenta que no había dinero y que había que pagarlo. Finalmente entre varias personas del club pusimos el dinero. 60.000 euros los puse yo, 60.000 euros el director de la Fundación -Diego Maquirriain-, 60.000 euros Peralta, y el resto los aportó el patrocinador nuestro, que era Lacturale", ha señalado.

Según Vizcay, él no le dijo a Maquirriain para qué era el dinero, simplemente le comentó que era "para necesidades del club". En el caso de Lacturale, le trasladaron que "la economía estaba mal, que teníamos que afrontar unos pagos y que a ver si podía prestar ese dinero". El encargado de llevar el dinero a Sevilla fue Diego Maquirriain. "Así lo decidieron el presidente y el vicepresidente, Archanco y Pascual", ha afirmado Vizcay.

En el caso del Espanyol, según Vizcay, el exdirectivo Peralta tenía un contacto en Barcelona y, a través de él, se concretó que los jugadores del Espanyol únicamente aceptaban pactar un empate. El propio Peralta entregó el dinero a este intermediario por el empate.

Para pagar a los jugadores del Betis otros 250.000 euros por dejarse ganar en Pamplona, Vizcay ha relatado que él mismo entregó el dinero a Antonio Amaya.

Osasuna elaboró luego unos contratos falsos para justificar la salida de dinero con unos agentes que también están siendo juzgados. El juez instructor fijó en 2,2 millones la salida de dinero de las arcas de Osasuna dirigida a la compra de partidos. 

Durante la sesión del juicio de este martes, ha comenzado también a declarar el expresidente del club, Miguel Archanco


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Los jugadores del Betis contaron los 400.000 euros en billetes en un garaje": así amañó Osasuna partidos de Primera