PREMIUM  TRIBUNALES

Los tres detenidos por la presunta violación en grupo en Pamplona, en libertad tras no declarar ante el juez

Hay una cuarta persona investigada y la Policía Nacional no descarta que pudiera haber más implicados, ya que las indagaciones siguen abiertas.

Portal número 13 de la calle Jarauta, donde se ubica el piso en el que supuestamente sucedieron los hechos. PABLO LASAOSA
Portal número 13 de la calle Jarauta, donde se ubica el piso en el que supuestamente sucedieron los hechos. PABLO LASAOSA  

Los tres okupas detenidos en Pamplona acusados de una presunta agresión sexual en grupo se encuentran en estos momentos en libertad, después de que no declararan ante el juez de guardia cuando fueron arrestados.

Además de los tres arrestados, hay una cuarta persona investigada por los hechos y la Policía Nacional no descarta que pudiera haber más implicados, ya que las averiguaciones siguen su curso.

Los hechos tuvieron lugar en la noche del 4 al 5 de abril (jueves-viernes) en Pamplona, si bien la mujer no presentó la denuncia hasta varios días después en la comisaría de la Policía Nacional en Pamplona, a la que acudió el lunes 8 de abril.

En sus tres declaraciones efectuadas hasta la fecha, la mujer ha descrito un estado de delirio, posiblemente provocado por el consumo de drogas voluntario o involuntario, que de alguna manera pudo anular su voluntad sobre lo ocurrido en el piso, ubicado en el número 13 de la calle Jarauta.

En su relato, reconoce que mantuvo relaciones consentidas con una persona en la vivienda, si bien se despertó desnuda de cintura para abajo con otro hombre también desnudo. Además, recuerda momentos de sexo con otras personas que podrían estar implicadas en los hechos, siempre dentro del mismo edificio.

En el momento de ocurrir la posible agresión sexual, se encontraba de guardia el Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona, pero cuando los tres okupas fueron arrestados, era el juzgado número 4 el que atendía ese día.

INDAGACIONES DE LA POLICÍA

Los detenidos decidieron no declarar ante el juez y quedaron en libertad, a la espera de las indagaciones de la policía y de ser llamados a declarar por el juez que instruye la causa, el titular del juzgado número 2 de Pamplona.

La presunta agresión sexual que denunció la mujer habría tenido lugar en un piso que es propiedad del Ayuntamiento de Pamplona y que se encuentra ocupado desde el pasado mes de enero.

El propio consistorio confirmó este sábado este extremo, al indicar que el inmueble es "un edificio con cuatro pisos de titularidad municipal, en los que algunas personas residen de forma irregular y sobre los que, desde el mes de enero, existe un proceso judicial abierto para recuperar su uso pleno por parte del Ayuntamiento".

Esta declaración municipal llegó 40 horas más tarde de que NAVARRA.COM publicara en exclusiva la noticia sobre la acción presuntamente cometida por la manada okupa en la capital navarra. Y lo hizo sin que, el alcalde, Joseba Asirón, aceptara incluir palabras de condena sobre los hechos. Tan solo reclamó "prudencia" ante la supuesta violación denunciada por la mujer.

DROGA PARA ANULAR SU VOLUNTAD

En el curso de las investigaciones, se intenta averiguar si los detenidos pudieron emplear sustancias como la burundaga para anular la voluntad de la mujer y poder de esa manera consumar la presunta agresión sexual. Hasta el momento, está confirmado que la denunciante no frecuentaba el piso ocupado ni tenía tampoco relación directa con las personas que lo habitan de forma ilegal.

Vecinos de la calle Jarauta próximos al edificio del número 13 aseguraron este sábado que escuchaban "ruidos, sobre todo por las noches y los fines de semana". "A veces entraba y salía mucha gente", añadieron.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los tres detenidos por la presunta violación en grupo en Pamplona, en libertad tras no declarar ante el juez