PREMIUM  TRIBUNALES

El Tribunal archiva los intentos de Uxue Barkos de culpar a UPN del cobro de sus dietas en Pamplona

El mismo Tribunal de Cuentas tiene todavía pendiente de resolver el recurso sobre los sospechosos cobros de reuniones de Uxue Barkos en Pamplona. 

Uxue Barkos (Geroa Bai-PNV), junto a Manu Ayerdi en uno de los plenos del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Uxue Barkos (Geroa Bai-PNV), junto a Manu Ayerdi en uno de los plenos del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

El Tribunal de Cuentas ha archivado el intento de Uxue Barkos y su partido político (Geroa Bai-PNV) de culpar a los anteriores alcaldes de UPN en Pamplona del cobro de sus dietas en el consistorio mientras compaginaba el puesto con el Congreso de los Diputados. 

Barkos se vio abocada a tratar de culpar a otros de sus dietas sin justicar en Pamplona mientras acumulaba puestos y duplicaba su sueldo en distintas instituciones públicas, hasta el punto de embolsarse más de un millón de euros de dinero público sin ninguna responsabilidad de Gobierno en los años en los que se mantuvo en la oposición.

El mismo Tribunal de Cuentas consideró que ese supuesto cobro irregular de dietas en Pamplona no debía de ser estimado, ya que dio por válido el argumento de Uxue Barkos de que esas reuniones con su grupo municipal las mantenía en Sanfermines, Navidad o fines de semana fuera del edificio municipal. 

La resolución se dictó, casualmente, al mismo tiempo que el PNV, el partido de Barkos, llegaba a distintos acuerdos con el Partido Popular sobre el concierto económico del País Vasco y los populares se echaban en manos de los nacionalistas para poder aprobar los presupuestos. 

Es decir, Barkos pudo cobrar dietas por reuniones celebradas el 25 de diciembre en su casa o el 7 de julio a la hora de la procesión, sin documento alguno que pruebe esas citas, según se concluía de la resolución de la juez que reconocía que no existía ninguna documentación sobre las reuniones. 

Esta sentencia se encuentra ahora mismo en vía de recurso, sin que todavía, casi un año después, la Sección de Enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas haya resuelto el recurso de apelación que interpuso la Asociación Justitia et Veritas

En su acoso contra cualquier medio que pudiera informar sobre el caso de sus dietas irregulares, Uxue Barkos se querelló contra este medio y recibió otro varapalo judicial al considerar el juez que las hechos publicadas por NAVARRA.COM sobre las dietas de la ahora presidenta "no es que sean veraces, es que son ciertos y han quedado documentalmente probados".

El magistrado consideró lógico hablar de que las reuniones de Uxue Barkos en el Ayuntamiento de Pamplona mientras estaba en Madrid eran "reuniones fantasma", ya que carecían de soporte documental que certificase su celebración. 

En la resolución que ha dado a conocer ahora la consejera del Tribunal de Cuentas ha sobreseído la denuncia formulada por Uxue Barkos y Geroa Bai contra Yolanda Barcina y Enrique Maya (UPN) por haber ordenado el pago de dietas de asistencia a las distintas reuniones de los órganos municipales y de grupo. 

Geroa Bai ni siquiera se molestó en presentar alegaciones en el plazo legal concedido sobre la petición del fiscal de archivar el asunto, lo que demuestra que todo fue una simple operación política para presentar algunos titulares periodísticos en los medios que sostienen a Barkos gracias al reparto de dinero público. 

Geroa Bai pretendía personarse como acusación por el pago de unas dietas que sus propios concejales habían percibido sin justificar para culpar a otros de sus cobros sospechosos. "Los concejales de dicha formación política fueron beneficiarios de la percepción irregular de dietas de asistencia a las reuniones de los grupos municipales y aceptaron sin objeción alguna dicho sistema retributivo", explico en su alegación la asociación Justitia et Veritas. 

Además, en el texto se dejó claro que los alcaldes Barcina y Maya "no dictaron ninguna resolución de pago de dietas, sino que se limitaron a poner su visto bueno en las nóminas de los corporativos y funcionarios municipales, donde se incluían las controvertidas dietas junto al resto de las retribuciones, cuya cuantía se fijaba únicamente por cada concejal con el visto bueno del respectivo portavoz de su grupo municipal, de forma que la responsabilidad del pago correspondía únicamente a quienes ostentaban dicha portavocía".

Barkos y sus concejales presentaban documentos de cobro sin especificar fecha alguna, lo que derivó la investigación sobre el irregular proceso de la ahora presidenta, que llegó a declarar más reuniones de grupo que sus propios compañeros de grupo a pesar de que pasaba toda la semana en Madrid en el Congreso de los Diputados. 

Además, la propia Uxue Barkos, en su defensa, alegó que sus cobros fueron correctos, por lo que era del todo incongruente que ella misma denunciara ese mismo pago de sus dietas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Tribunal archiva los intentos de Uxue Barkos de culpar a UPN del cobro de sus dietas en Pamplona