PREMIUM  TRIBUNALES

"Que poco vas a vivir. Cuando tenga la oportunidad, zas": el grave acoso de un hombre a su expareja en Navarra

El Juzgado de lo Penal número 5 de Pamplona ha condenado a un hombre de 46 años a cuatro años y un mes de prisión por varios delitos.

Un hombre habla por el móvil en una imagen de archivo.
Un hombre habla por el móvil en una imagen de archivo.  

La titular del Juzgado de lo Penal número 5 de Pamplona ha condenado a un hombre de 46 años a un total de cuatro años y un mes de prisión por un cúmulo de delitos contra su expareja.

En total, la Justicia navarra le imputa un año de prisión por dos delitos de quebrantamiento de las medidas cautelares, once meses por un delito continuado de quebrantamiento, otros once meses por un delito de amenazas leves continuadas y quince meses por un delito de acoso.

Según detallan las sentencias, que pueden ser recurridas, el hombre fue condenado en 2014 a varios meses de prisión y se le impuso la prohibición de acercarse a su expareja, así como la imposibilidad de comunicarse con ella por cualquier medio.

Un aspecto que el ahora condenado quebrantó en numerosas ocasiones.

De hecho, entre el 2 de febrero y el 26 de marzo de 2017, el hombre envío más de 500 mensajes de WhatsApp, unos 80 mensajes de texto y varias llamadas telefónicas que alteraban la vida diaria de su expareja.

Entre estas llamadas y mensajes, el acusado le dijo a su expareja una serie de frases amenazantes.

“Como les digas algo a mis hijos, te mato”; “Te voy a obligar a que metas otra vez en el psiquiátrico, como voy a estar toda la vida por el delito que voy a cometer cuando tenga la oportunidad de hacerlo”; “que poco vas a vivir, cuando tenga oportunidad, zas”, fueron algunas de las frases que el condenado profirió a su expareja.

No solo eso, el hombre también efectúo innumerables llamadas y mensajes a sus hijos menores de edad en los que también mostraba sus deseos de matar a la madre de éstos.

“Que cerca la tuve, enséñale al Juez y a tu madre que estoy pensando en cómo la voy a matar”, “soy tu padre, hijo de la gran puta”, “como no consiga hablar con vosotros la voy a matar”, les escribió a sus hijos menores ante la imposibilidad de comunicarse con ellos.

La sentencia señala que el hombre, en el momento de los hechos, sufría un trastorno de delirio crónico que “limitaba sin anular sus capacidades volitivas e intelectivas”.

Ambas sentencias emitida por el Juzgado de lo Penal número 5 de Pamplona y el de Estella puede ser recurridas.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Que poco vas a vivir. Cuando tenga la oportunidad, zas": el grave acoso de un hombre a su expareja en Navarra