TRIBUNALES

Trankimazin y alcohol: la mezcla explosiva que reduce la pena del pamplonés que intentó matar a su vecino a hachazos

El joven pamplonés ha sido juzgado este miércoles por el intento de asesinato a su vecino en una ataque de celos.

Imagen del hacha empleada por el joven para agredir a su vecino. ARCHIVO
Imagen del hacha empleada por el joven para agredir a su vecino. ARCHIVO

A la pregunta de la juez sobre si reconocía haber intentado a matar a hachazos a su vecino el joven ha respondido "No estaba consciente en el momento de los hechos ni me acuerdo de nada pero no me queda más remedio".

Esta ha  sido la única frase que ha pronunciado durante el juicio celebrado este miércoles 24 de mayo en Pamplona el joven ahora condenado por el intento de asesinato de su vecino tras recriminarle que "le gustaba su novia", una menor de 16 años fugada de un centro de menores de Palencia semanas antes.

Tras reconocer la autoría de los hechos, las partes han llegado a un acuerdo por el que el joven ha sido condenado a 4 años de prisión, la mitad de lo solicitado inicialmente por la Fiscal, ya que se ha considerado como atenuante muy cualificada de consumo de sustancias tóxicas al haber tomado el joven cerveza, cannabis y varios trankimazines.

Una mezcla explosiva con al que el joven asegura que no recuerda nada, ni era consciente de lo que ocurría.

La víctima, un hombre de unos 45 años, esperaba fuera de la sala y ha aceptado el acuerdo que le planteaba su abogado: "Lo importante es que estoy vivo". El hombre recibió varios hachazos en cabeza, cuello y pecho por los que se aprecian cicatrices entre el pelo.

Además de la pena de 4 años de cárcel, se han decretado 5 años de libertad vigilada una vez ejecutada la pena de prisión, 10 años de alejamiento a la víctima y una indemnización de 15.000 euros por los daños y secuelas causados.

LE AGREDIÓ CON UN HACHA OXIDADA POR LA ESPALDA CUANDO TOMABAN UNAS CERVEZAS 

Los hechos tuvieron lugar en Pamplona en septiembre de 2016 cuando una menor llamó a la policía para alertar de los malos tratos que sufría por parte de su pareja que el día anterior había intentado matar al vecino con un hacha oxidada.

El pamplonés había invitado a su vecino a su casa el día anterior para tomar unas cervezas cuando en un momento dado le recriminó que "le gustaba su novia". Tras esto, salió de la sala y sin que su vecino se diese cuenta, le atacó por la espalda con un hacha. 

La víctima sufrió varios hachazos en la cabeza, cuello, espalda y pecho aunque finalmente la novia del agresor, de 16 años, se interpuso y el hombre pudo encerrarse en su casa para que no le siguiera agrediendo con el hacha.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Trankimazin y alcohol: la mezcla explosiva que reduce la pena del pamplonés que intentó matar a su vecino a hachazos